Page 118

RHM 121

EL UNIFORME MILITAR EN LOS PAÍSES BAJOS ESPAÑOLES:… 117 guían eligiendo los colores102, el rey iba mostrando cada vez más interés por el tema y encargó a su veedor general que aprobara los modelos presentados por los pañeros103. El uniforme se iba estableciendo en casi toda Europa, como resultado de un proceso lento y gradual, libremente aprobado por la voluntad de los coroneles y capitanes. Este fenómeno empezó por iniciativa de algunos y poco a poco los otros lo fueron imitando. Las Provincias Unidas ya habían instaurado, desde 1676, un control del pago de los sueldos y de los fondos destinados a la vestimenta, lo llevaban a cabo unos funcionarios de estado con título y orden oficial de misión104. Suecia, por su parte, centralizó su producción de la indumentaria militar en 1868. Francia, gracias al ministro Louvois105, emprendió una reforma radical en 1674. Se entregaba, por orden del rey, a cada recluta un uniforme financiado por una retención automática sobre su sueldo, según dictaba la ordenanza del 5 de diciembre de 1666 que establecía el principio de fondo destinado a la vestimenta y que pronto se aplicó a todo el Ejercito. España no fue pionera en el proceso de uniformización, pero no se quedó atrás y siguió con interés el ejemplo francés. Un grupo de oficiales alemanes del ejército de los Países Bajos se refiere a ello en un nuevo proyecto de reclutamiento (1694): “El Rey dará la ropa, las armas y todo el equipamiento, a los viejos como a los nuevos soldados, e incluso a los bajos oficiales y vestirá a los pífanos y tambores en esta ocasión y sin consecuencia”106. también soldados reformados de la caballería y de la infantería” (AGR, Contadorie et Pagadorie, Contadorie, vol. 38, f°32). 102  Ver AGR, Secrétairerie d’Etat et de Guerre, reg.78 188 v° (affora y color que los demas del ho Regimiento (1 de enero 1683 25 de mayo 1684)); Secrétairerie d’Etat et de Guerre, reg.78, 100 v: “del color que gustare” (1681); Secrétairerie d’Etat et de Guerre, reg. 2693, “ qu’il les habillera tous de drap de la couleur qu’il choisira” (1695). 103  AGS, Consejo de Guerra, parte de Tierra, 1. 2916-2917. Ver C. ROUSSET, Histoire de Louvois et de son administration politique et militaire, Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 117-136. ISSN: 0482-5748 París, 1879, 3 vol. 104  En las Provincias Unidas la política de control fue tratada con más precisión en los decretos del 30 de junio 1681, 17 de octubre 1686 y 9 de julio 1687. Cfr Recueil van militaire ordonnantiën, pp. 56, 92, 96, 110. Ver H. HARDENBERG, Overzigt der voornaamste bepalingen betreffende de sterkte, zamenstelling, betaling, verzorging en verpleging van het Nederlandsche leger, ‘s Gravenhage, t. 1, 1858, p. 103; F.G.DE WILDE, De ontwikkelingvan de infanterie-uniformen in het Staatse leger gedurende de 18e eeuw, in Armamentaria, T. XVIII, (1982), pp. 92-92 105  Ver C. Rousset, Histoire de Louvois et de son administration politique et militaire, Paris, 1879, 3 vol. 106  A.G.R., Secrétairerie d’Etat et de Guerre, reg. 2693, p. 156: “Projet de conditions qu’offrent les colonels d’infanterie haut allemand pour recruter leur régiments, sure le pied de 500 hommes chacqune…”.


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above