Page 144

RHM 121

LA CABALLERÍA ENTRE LOS AUSTRIAS Y LOS BORBONES 143 pero forma parte de la Historia de la Caballería ya que todos estos hombres sirvieron en sus filas donde sufrieron, lucharon y muchos murieron, por lo que creo que es de justicia recordarlos en una publicación de Historia Militar. Otro motivo para difundir este trabajo es fomentar esta investigación. Toda verdad incuestionable de hoy deja de serlo mañana al encontrar un documento. Ese es el camino a seguir por todas las ciencias, y referido a estos temas por los responsables de la Historia Militar. PRIMERAS DISPOSICIONES SOBRE LOS TROZOS Y LOS TERCIOS A pesar de que las fechas de 1649 en Flandes y 1659 en España son las fechas en las que la historiografía oficial hace referencia a las creaciones de tercios y trozos, parece ser que al darse en Alemania la batalla de Nordlingen en 1634 tomó parte entre otros un tercio de Dragones al mando de Pedro Santa Cecilia y Paz de Togores creado para la campaña6, lo cual ya nos indica la existencia de estos agrupamientos superiores a compañía en esa época. Este tercio podría ser considerado como el más antiguo conocido tanto de Dragones como de Caballería. Por su parte las compañías de la caballería alemana quedaban agrupadas en Regimientos. Queremos creer que esta disposición no dejaba de dar forma a algo que sin duda sucedía en los campos de batalla desde largo tiempo atrás al ser la compañía demasiado pequeña con unos efectivos entre los 50 y 80 jinetes. Pongamos un hipotético ejemplo de un despliegue de la época para una batalla de ciertas dimensiones. La caballería formaría a los flancos de la línea de la infantería con unos 2.000 efectivos en cada ala, lo que obligaría a los jefes superiores a tener una esfera de control de más de 20 unidades. En aquellos tiempos estos trozos de eran denominados de Caballos/Corazas, perdurando todavía en el tiempo nombres del siglo XVI. Pero este hecho no solamente sucedió en Flandes ya que en España, con motivo de las guerras en Cataluña, ya consta un trozo de Caballería para la reconquista de Salces en 1639, aunque no conocemos el nombre de su comisario general. Este trozo, formado por extremeños y andaluces, tuvo como sargento mayor a Fernando Chirinos. Tras la acción de Salses (enero de 1640) el trozo fue enviado a Gerona y poco después al Rosellón con el tercio de Infantería modenesa de Leonardo Moles. Pero en Saledoní los montañeses atacaron a los modeneses por el incendio de la iglesia de Ruidarenes. 6  SÁNCHEZ, Juan Luis: www.tercios.org Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 143-198. ISSN: 0482-5748


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above