Page 150

RHM 121

LA CABALLERÍA ENTRE LOS AUSTRIAS Y LOS BORBONES 149 de Eugène Hornes vizconde de Fournes y Maximilian de Hornes conde de Vaugcignies y Hornes. Era el primero español y los otros dos valones. En el momento de sus constitución solamente tenían compañía “viva” el maestre y el sargento mayor, el resto fueron capitanes reformados. LA REORGANIZACIÓN DE LOS TERCIOS EN 1668 Iniciadas de nuevo las hostilidades en 1667 con Francia en la llamada Guerra de la Devolución, bajo orden del marqués de Castelrodrigo, las compañías se pusieron bajo el pie de tercios y regimientos, pero a final de año transformó a todos en regimientos al estilo alemán. En la carta que en marzo de 1668 el marqués de Castelrodrigo enviaba al condestable de Castilla se adjuntaba un listado de las unidades puestas bajo el pie de regimiento donde constaban 6 regimientos españoles con 26 compañías, 2 italianos con 6 compañías, 2 borgoñones con 7 compañías, 19 valones con 74 compañías y 14 alemanes con 93 compañías, sumando 43 regimientos con 203 compañías a las que habría que añadir las de Guardias y algunas independientes19. Recibida la carta con esta propuesta de reorganización se pidieron explicaciones al marqués en agosto de 1668 y recibidas que fueron, el condestable de Castilla elevaba este informe a la Reina Regente: «Sobre la formación de los regimientos no he hallado ninguna utilidad por ningún lado porque, por la parte de los soldados, se ha visto su repugnancia para venir en esta nueva forma; por la del servicio de VM se aumentan los oficiales y se quitan los pies a las naciones, y con ellos, la emulación que en las ocasiones se experimenta proceden mejor. Y habiendo establecido los tercios que antes había tan grandes capitanes generales como los que los dispusieron, no es dudable que se deberían dejar como estaban, sin introducir nuevas formas. Conviene por esto al servicio de V.M. volverlos a reducir a Tercios, por ser lo que siempre se ha acostumbrado en este Ejército». De esta forma en diciembre de 1668 volvieron a denominarse tercios. Llegados a este punto debemos formular la pregunta de si estos nuevos tercios eran los mismos existentes con anterioridad. Evidentemente la mayoría de las compañías lo eran, pues las que no habían sido reformadas seguían existiendo y algunas con sus mismos capitanes, entre los que estaban los que fueron 19  Notas incluidas en la documentación informática de Juan Luis Sánchez. Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 149-198. ISSN: 0482-5748


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above