Page 204

RHM 121

LA MORAL MILITAR DE LOS SOLDADOS ESPAÑOLES… 203 de soldados que estaban en Cuba, Puerto Rico o Filipinas una cantidad, dos reales por día, para aliviar las penalidades derivadas de tener lejos a un hijo en edad laboral. Una forma de demostrar que estaba en Ultramar era entregar una carta. Varias decenas de familias llevaron sus cartas al Ayuntamiento. No fueron luego destruidas, sino que quedaron en el archivo. Su hallazgo casual, más de un siglo después, ha permitido transcribir estas cartas y conocer las impresiones de los soldados. En total, hemos podido reconstruir 130 documentos. Están escritos por 74 soldados diferentes, pues muchas familias entregaron más de una carta. La primera es de abril de 1895, poco después del grito del Baire con el que en febrero empezó la insurrección cubana. La última, de mayo de 1898, tras la explosión del Maine, en vísperas del enfrentamiento armado entre España y Estados Unidos. Las cartas no proporcionan visiones globales de la guerra de la que quizá carecían los autores. Narran vivencias concretas, vicisitudes bélicas y opiniones ante distintas circunstancias. Cubren todo el periodo bélico y están escritas desde escenarios muy distintos -La Habana, Guantánamo, Cruces, Manila, Cavite, Calambá y un largo etcétera-, de forma que reconstruyen la guerra tal y como la vieron los soldados. Permiten también una aproximación a su moral militar. Un colectivo de 74 soldados constituye una pequeña muestra, pero creemos que es significativa: los soldados tuvieron experiencias muy diferentes, pero desde el punto de vista de su estado anímico –los valores que sostuvieron, su creencia en la victoria o su pesimismo presentan una sorprendente coherencia. Trazan un esquema consistente de su visión de la guerra. En todo caso, puesto que escasean fuentes de esta naturaleza –y al margen de su representatividad, que creemos alta-, resulta conveniente analizarla con algún detalle, pues permite abandonar los estereotipos, tanto los que hablan del heroísmo y patriotismo innato del soldado español como el que imagina un rechazo global a la guerra que convertiría al soldado en una especie de resistente soterrado al ejército. Estas cartas describen la moral de la tropa durante las guerras coloniales. Algunas actitudes persistieron a lo largo de los tres años y otras cambiaron según la guerra se prolongaba. Para una cabal interpretación de las cartas resulta necesario referirse al grupo que las escribió, que tenía las afinidades derivadas de su procedencia común. Los 74 soldados que escribieron estas cartas eran vecinos de Baracaldo cuando marcharon a la guerra. La localidad vivía por aquellos años Bilbao, 2015, que recoge la transcripción literal de las cartas. En este artículo nos ceñiremos de forma monográfica a las cuestiones que tienen que ver con la moral militar. Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 203-234. ISSN: 0482-5748


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above