Page 245

RHM 121

244 MARÍA DOLORES PALACIOS LÓPEZ para unos ni para otros, se trataba de la rendición de un ejército de un país en guerra ante otro que era neutral. La actitud de los alemanes fue ejemplar y al entrar en territorio español entregaron sus armas, pero eran tal cantidad para los pocos efectivos de la Guardia que allí estaban que los propios alemanes tuvieron que transportar su material cuando se decidió que se les llevaría a la población más cercana que era Bata. El gobernador general de Guinea, Angel Barrea, se hizo cargo de la situación que no era nada fácil, los aliados presionaban para la repatriación de los cameruneses y el Gobierno español deseaba ante todo proteger la neutralidad. Las leyes internacionales amparaban a los alemanes que quedarían en territorio español en calidad de internados. Pero la situación en Bata era delicada, había falta de víveres para alimentar a tan elevada población por lo que se decidió repatriar a la población camerunesa que había acompañado a los alemanes en su huída. Unas once mil personas quedaron finalmente en esta zona de la colonia española y unos veinticinco mil cameruneses fueron repatriados a Camerún. De nuevo podemos recurrir a impresiones en primera persona de algunos alemanes, en concreto Emil Zimmermann, investigador a quien se le conoce por sus escritos sobre distintos aspectos de las colonias alemanas. Emil Zimmermann estaba en Camerún durante el desarrollo de la guerra y vivió la llegada a Guinea. Por él sabemos que los refugiados estaban contentos por el recibimiento que tuvieron en la colonia española. Habla del cónsul Olshausen que sabía español y tenía buenas relaciones con Barrera, también cuenta las dificultades que ponían los ingleses para que embarcaran los alemanes. Zimmermann da datos de todo el proceso de la salida de los internados de Camerún y la llegada a la colonia española, de donde llegó a salir con algunos civiles. Narra las dificultades de la travesía y escalas por el acoso de los aliados hacia los alemanes. En su caso, la llegada a España era para salir hacia Alemania, lo que consiguió vía Italia tras grandes dificultades para lograr un pasaporte falso. Destaca ante todo el apoyo y simpatías recibidas entre los españoles.8 Los alemanes se empezaron a organizar y a establecer planes en los campos de internamiento de Bata por si eran atacados por los aliados, desde el primer momento los oficiales alemanes se mostraron colaboradores de las autoridades españolas. Sin embargo, la situación era difícil porque había que alojar y alimentar a un gran número de personas y también atender a 8  ZIMMERMANN, Emil: Meine Kriegsfahrt von Kamerun zur Heimat. Ullstein Verlag und Co., Berlin-Wien, 1915. Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 244-261. ISSN: 0482-5748


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above