Page 27

RHM 121

26 JOAQUÍN GIL HONDUVILLA lidades señala que en la madrugada del día 10 se recibió en las oficinas del 28 Tercio una orden procedente de Sevilla en la que se requería la incautación del Ayuntamiento y la detención de los individuos peligrosos. Las investigaciones efectuadas posteriormente, tanto por el Gobierno Civil de Cádiz como por el Instructor del procedimiento judicial militar, no pudieron determinar la vía por la cual la orden para la sublevación llegó a la ciudad, aunque ambas autoridades insinuaban que ésta se encontraba en poder del teniente coronel Romero Basart días antes de que los hechos tuvieran lugar. Una vez detenido, este teniente coronel intentó dar una versión sobre estos hechos en la que elude responsabilidades e implicaciones conspiratorias. Según Romero Basart la noche del 19 al 20 se encontraba durmiendo en una casa que tenía alquilada en Chipiona, en donde residía con su familia, cuando llegó un joven en un automóvil haciéndole entrega de un sobre cerrado con una orden procedente de Capitanía General (Sevilla). Al abrir el sobre vio en el pie que la carta iba dirigida al coronel Subinspector. Visto el contenido del mensaje pidió al joven que lo llevara a Jerez para incorporarse a su unidad14. La versión plantea dudas. Difícilmente puede entenderse como desde la Segunda División Orgánica se enviara a un “muchacho” a Chipiona en busca de un teniente coronel que no era el mando superior de su Unidad, sin ser tampoco éste el sistema habitual de comunicación entre unidades militares y entre jefes. Por otro lado, ¿por qué se informaba primero al teniente coronel, que residía fuera de la localidad, cuando el verdadero jefe del 28 Tercio, el coronel Roldán, se encontraba en Jerez? Comenta el teniente coronel Romero Basart que nada más llegar a Jerez acudió al cuartel de Primo de Rivera15, donde residía el coronel Roldán Trápaga, al que despertó y enseñó el escrito. El coronel le preguntó que quién la había traído, a lo que contestó que “un paisano” de Capitanía General. El documento exigía la ocupación del Ayuntamiento y la detención de los extremistas más significados. Tras su lectura el coronel ordenó la concentración en Jerez de las fuerzas que se encontraban desplegadas en los cortijos de la campiña. Por último comentó que él mismo se encargaría de incautarse del Ayuntamiento, y solicitó a Romero Basart que nombrara un cabo y cuatro guardias para reforzar la seguridad de dicho edificio16. 14  Ibídem. Folio 690. 15  Este cuartel también era conocido como Cuartel de Villaviciosa. 16  ATMTS. SS. Folio 694. Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 26-50. ISSN: 0482-5748


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above