Page 32

RHM 121

LOS SUCESOS DE JEREZ DE LA FRONTERA EN LA SUBLEVACIÓN… 31 Enrique Rubio Morales (PSOE) y Vicente Castilla Flores (AR). También fueron apuntados en esta lista los dirigentes obreros Manuel Calle, Francisco Fernández, los Solano (padre e hijo), Sebastián Oliva, Basilio Torralba, Francisco Guerra, José Arantabe, Antonio Natera, Miguel García y José Madroñal. Posteriormente se organizaron grupos de búsqueda formados por guardias civiles, los cuales eran apoyados por los propietarios de los vehículos que estaban compareciendo a las puertas del cuartel de la calle Empedrada. Las detenciones se efectuaron desde las 06.30 horas a las 08.00 horas, siendo conducidos al Cuartel de Villaviciosa (Cuartel de Primo de Rivera), sede en esos momentos del 28 Tercio de la Guardia Civil. Sigue indicando el informe del Gobierno Civil de Cádiz que la lista era mucho más extensa del número de detenciones que posteriormente se realizaron en la ciudad. Uno de los paisanos que colaboraron con las fuerzas del orden en la búsqueda y captura de los representantes políticos y sindicales fue el concejal monárquico-tradicionalista, Juan José Palomino. En una de las declaraciones judiciales a las que fue sometido recordaba que: “a las 05.00 recibió una llamada por teléfono para que acudiera al cuartel de la C/ Empedrada con su automóvil. Que en el cuartel encontró al capitán Cuartero, allí estaban Luis Isasi y José García Barroso. Que el capitán y el teniente estaban consultando unas listas a las cuales se les estaba poniendo unas direcciones, para lo cual, según cree recordar, se consultaba una guía y cree que también se hizo alguna consulta por teléfono, sin que pueda decir a quien, pues el teléfono no estaba en la habitación y al dicente no le hicieron pregunta alguna en dicho sentido….después le asignó el capitán una pareja que era portadora de una lista que era una de las varias que había allí. Que de la lista sólo pudieron detener a dos y que las detenciones se produjeron entre las 06.30 y las 07.30 horas, marchando posteriormente a la bodega”. Como Palomino, aquella noche prestaron sus coches, y en muchos casos colaboraron con las parejas de la Guardia Civil los ya citados, Diego Zuleta, Luis Isasi y Francisco Mier hijo. Todos conducían sus propios vehículos. De todos los intervinientes, es sin duda Diego Zuleta el que concreta de una manera más detallada el apoyo prestado a la Guardia Civil y los movimientos de Romero Basart en aquellas horas. En su declaración señala que a las 05.00 o 05.30 horas recibió una llamada telefónica del Sr. Mier Terán para que acudiera a su casa con el vehículo de su propiedad. Al llegar, fue informado de que debía dirigirse con su coche al cuartel de la Calle Empedrada. Mientras acudía hacia ese cuartel, en la esquina de las calles Chancillería y Sagasta se encontró al teniente coronel Romero vestido de uniforme. El militar se montó en el vehículo y le pidió que lo llevara. Durante el trayecto Romero le explicó que esa noche se trataban de hacer unas Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 31-50. ISSN: 0482-5748


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above