Page 43

RHM 121

42 JOAQUÍN GIL HONDUVILLA que se quejaba de esta situación46. Por su parte, los presos civiles, entre ellos los jerezanos ingresaron en prisión en espera de la celebración de un juicio. Lo curioso fue que, antes de que los procedimientos concluyeran, por una decisión política, muchos de estos detenidos fueron deportados a la colonia presidio de Villa Cisneros. Así sucedió con los civiles jerezanos. A finales del mes de septiembre, en concreto el día 28, desembarcaban del buque España nº 5 un total de 161 implicados en la conjura y sublevación militar. La lista incluía a: 7 coroneles, 7 tenientes coroneles, 21 comandantes, 33 Capitanes, 22 tenientes, 6 Alféreces y 1 Capellán Castrense. La cifra la completaban 41 civiles. Entre los deportados se encontraba Justo Sanjurjo Jiménez-Peña, por mucho que éste había sido declarado absuelto en la sentencia de 25 de agosto de 1932. Buque España nº 5 httpvidamaritima.com201009espana-n%C2%BA5 Hechos como el indicado, de privar de libertad a personas declaradas sin responsabilidad por las autoridades judiciales, el temor de las condiciones de vida que pudieran tener los deportados y el perjuicio que para la instrucción de los procedimientos suponía el desplazamiento a zonas tan remotas como el Sahara de muchos de los implicados, determinó que los diarios más afines a los sublevados procedieran a publicar en sus hojas artí- 46  GIL HONDUVILLA, Joaquín: Militares y sublevación: Sevilla 1936, Muñoz Moya editores, Sevilla, 2011, pp 66 y 67. Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 42-50. ISSN: 0482-5748


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above