Page 68

RHM 121

LA ENSEÑANZA PARA LA FORMACIÓN DE OFICIALES DURANTE… 67 ros, Intendencia y la ESG, que quedaron disueltas en febrero de 1930. Los alumnos de la ESG estarían “afectos” durante su período de prácticas a la Sección Militar de la EESM60. Los planes de estudio comprendían también tres cursos, y en el caso de la AI una parte de las enseñanzas correspondientes al Tercer Curso se realizó en la Tercera Sección de la Escuela Central de Tiro del Ejército y en la Escuela Central de Gimnasia61. Según la hoja de servicios de Vicente Rojo Lluch, el día 30 de marzo de 1927 el ministro de la Guerra convocó una junta en la que tomaron parte los directores de las distintas academias. En ella se acordó que el profesorado de la AI se encargara de redactar el plan de estudios de la futura Academia Especial de Infantería. Sirvió de base para este proyecto el plan de estudios para la AGM redactado por el general de brigada Franco62. El entonces capitán Vicente Rojo se encontraba destinado en la AI, ejerciendo como profesor en este centro y durante esta etapa participó en los intentos de regeneración de la enseñanza militar. No fue el único, pues en esos años hubo otros profesores en el centro con las mismas preocupaciones e impulsos regeneracionistas, coincidentes en el tiempo con los que se estaban produciendo en el ámbito civil. La labor como profesor y sus excelentes dotes no cabe duda que se hicieron notar, como lo demuestra el hecho de que el director de la AI le solicitase la redacción de un informe para evaluar tanto el estado de la enseñanza en el centro como a sus profesores63. El informe lleva la fecha de mayo de 1926, siendo director el coronel Eugenio Pérez de Lema y Guasp, y tiene como título: “Crítica de algunos aspectos interesantes del Plan de Estudios y del Régimen Escolar de este Centro”64. Así pues, para Rojo los principales defectos de la enseñanza seguida en la AI se podían resumir en una desorganización de las diversas materias que lo constituían, en la ponderación inadecuada de estas en extensión e intensidad, y, finalmente, en la falta de enlace entre las enseñanzas teóricas y las prácticas. Según Rojo, el número de materias y textos era tal que el alumno no era capaz de distinguir qué era lo complementario y qué lo importante. Sobre el plan de estudios recalcaba que todo era “ampulosidad, pedantería, ropaje externo más o menos modernista”, que solo podía formar una casta de oficiales analfabetos, pero por culpa de ellos, los profesores, por ense- 60  Real orden de 27 de mayo de 1929, 1º, 2º, 3º, 6º y 8º: Diario Oficial del Ministerio del Ejército (DOME) nº 116. 61  Ibídem, 7º. 62  Archivo General Militar de Segovia (AGMSg), legajo R-2655. Hoja de servicios de Vicente Rojo Lluch. 63 MARTÍNEZ, Jesús I. et al.: op.cit., pp. 35 y 36. 64  Archivo Histórico Nacional (AHN), Archivo de Vicente Rojo Lluch (AVRLl), caja 70, subcarpeta Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 67-90. ISSN: 0482-5748 3.


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above