Page 76

RHM 121

LA ENSEÑANZA PARA LA FORMACIÓN DE OFICIALES DURANTE… 75 presión de toda asignatura inútil, esfuerzo proporcional a la edad y cultura de los alumnos”. Por otro lado, indicó que las “almas de dicho establecimiento”, el general Franco y el coronel Campins, eliminaron la indisciplina presente en los colegios especiales, terminando también con “los escolares enclenques, melenudos y plagados de lacras fisiológicas”, así como con el negocio que representaba los libros de texto, “ruina de los padres”. Pero no solo eso, sino que a su vez acabaron con aquellos profesores “caponíferos”, que se dedicaban a “tomar la lección y marcar la del día siguiente”, algo que podría haber realizado “cualquier cabo de escuadra”. Se suprimieron también aquellas disciplinas que no tenían “aplicación práctica en la carrera”, las “interminables” horas de estudio y “la pedantería científica que hacía se creyeran los cadetes genios de la guerra, ya que se les obligaba a mover ejércitos sobre mapas de Europa, cuando apenas conocían el manejo de las unidades rudimentarias de sus Armas respectivas”. Y terminaba señalando la admiración que este centro provocó entre aquellos militares extranjeros que la visitaron86. Ahora bien, ¿qué había de cierto en estas palabras? Según Blanco Escolá, el coronel Campins era admirador de Francisco Giner de los Ríos, quien fuera fundador de la Institución Libre de Enseñanza (ILE)87. El competente Campins intentó, aunque sin éxito, adaptar las novedosas posturas pedagógicas de la ILE en la AGM, pero chocó con las aptitudes opuestas de los africanistas que dominaban la AGM88. Tal como indica Busquets, en la AGM Franco “impuso una enseñanza basada en el aprendizaje memorístico, repetitivo, de contenidos anticuados, inculcados sin ningún espíritu crítico”. Así, en materias como Historia lo que se debía saber eran fechas y nombres de los protagonistas, pero no las causas económicas y sociales que habían producido tales hechos. A lo que había que añadir que la enseñanza humanística era escasa89. Si se acepta la opinión de Busquets, dicha educación memorística contradice los objetivos marcados en el programa de instrucción general y militar para el curso 1930-1931. En el mismo se recogía la necesidad de fomentar en los cadetes “el amor al estudios, pero no por el desarrollo exclusivo de la memoria, sino procurando despertar sus facultades de reflexión, así como su atención e imaginación, enseñándoles a discurrir y resolver de una manera rápida”90. 86 MOLA VIDAL, Emilio: op. cit., pp. 132-134. 87  BLANCO ESCOLÁ, Carlos (1989): op. cit., pág. 139. 88  Ibídem, pág. 146. 89  BUSQUETS, Julio: op. cit., pp. 256 y 257. 90 ACADEMIA GENERAL MILITAR: Programa de instrucción general y militar. Curso de 1930-1931. Imprenta Hidalgo, Zaragoza, 1930, pág. 5. Revista de Historia Militar, 121 (2017), pp. 75-90. ISSN: 0482-5748


RHM 121
To see the actual publication please follow the link above