Page 41

EJERCITO DE TIERRA ESPAÑOL 916

Enseñanza REVISTA EJÉRCITO • N. 916 JULIO/AGOSTO • 2017  41  SOBRE TODO, EL AFÁN DE SERVIR A ESPAÑA Ante esta situación y realidad, hace cuatro años un grupo de reservistas voluntarios adscritos a la Delegación de Defensa de A Coruña se hicieron esta pregunta: mientras no se produzca la activación, y para mantener el grado de disponibilidad y preparación, a efectos de poder cumplir en las mejores condiciones posibles la misión encomendada, misión que se ha asumido voluntariamente y refrendada besando con unción la bandera…, ¿qué podemos hacer por nosotros mismos para estar actualizados y preparados? Y la respuesta a esta pregunta se materializó en la intención de organizar unas jornadas mensuales que posibilitaran el contacto periódico entre los reservistas de la zona y los miembros en activo de las Fuerzas Armadas, incrementar los conocimientos específicos militares, aumentar el grado de conocimiento de temas relacionados con la seguridad y defensa y contribuir, en el marco de las posibilidades, a la difusión de la cultura de la defensa, y también a mantener viva la llama del afán de servicio como reservista voluntario. El primer paso consistió en comunicar esta intención y solicitar el apoyo de la Delegación de Defensa en Galicia, al Área de Reclutamiento de la Subdelegación de Defensa en A Coruña, a la que se encuentran adscritos mientras no se produzca una activación, los responsables de esta iniciativa. Recibida la autorización, y tras realizar los contactos iniciales pertinentes para materializar lo que era, a priori, solo una idea, en enero de 2013 esta iniciativa vio la luz con la creación de la Asociación de Reservistas 2 de Mayo y la organización de las jornadas de (auto)formación continuada de reservistas voluntarios. CHARLAS PARA RESERVISTAS VOLUNTARIOS DE LA ASOCIACIÓN DE RESERVISTAS 2 DE MAYO Las jornadas tienen un carácter mensual, generalmente la tarde del tercer viernes del mes (de octubre a junio) para poder compatibilizarlas con los trabajos civiles y conciliar con la vida familiar. Cada una de las jornadas, de 7 horas de duración (de 14:30 a 21:30 horas), se estructura en tres bloques diferenciados con la intención de que se pueda asistir a alguno de ellos de manera individualizada, para facilitar la asistencia a compañeros reservistas voluntarios que, por motivos laborales o personales, no puedan asistir a la totalidad de la jornada. Esta actividad se realiza, previa solicitud y autorización, en una unidad, centro u organismo de las Fuerzas Armadas, bien en alguna unidad que posteriormente se visita, bien en una residencia militar desde la cual se puede formalizar la visita o realizarse la jornada completa en la misma. Con carácter general, el esquema de la jornada es el siguiente: comienza con un almuerzo de trabajo, de riguroso uniforme y en perfecto estado de policía, tras el cual se realizan dos comunicaciones (de 1 hora cada una) a cargo de reservistas voluntarios, tanto para presentar las novedades publicadas en el BOD desde la última jornada celebrada y de otras novedades militares, como sobre aspectos civiles de interés militar o específicamente militares. El tercer bloque suele articularse sobre la base de dos conferencias a cargo de profesionales de las Fuerzas Armadas (sobre temas de geopolítica, cultura de defensa, etc.) o una visita guiada si la jornada se realiza en alguna unidad militar. Por último, se toma un vino español para cerrar la jornada, lo que permite completar la información de la unidad o de los ponentes sobre las conferencias impartidas, así como estrechar los lazos de camaradería. Los gastos corren totalmente a cargo de los reservistas voluntarios y, grosso modo, se pueden resumir en el coste del menú del día de la unidad, centro u organismo donde se celebra la jornada, el del vino español de clausura y el de un pequeño detalle (metopa) que se entrega como recuerdo a los conferenciantes, pues la colaboración es totalmente desinteresada y solo si son de fuera de la provincia se les abona el billete de avión / tren y la pernocta, que siempre se produce en una residencia militar. Resulta del todo inestimable el apoyo recibido por las unidades, centros y organismos en las cuales se realizan las jornadas, tanto de medios materiales para las conferencias (salón de actos, pantalla, cañón proyector, ordenador, etc.) como, y sobre todo, por el apoyo más importante, que es el hecho de ser acogidos en la unidad, centro u organismo, de compartir unas horas en la misma, de poder visitarla, de permitir la impartición de las conferencias en sus salas… Hacer, en definitiva, que los reservistas voluntarios asistentes a las


EJERCITO DE TIERRA ESPAÑOL 916
To see the actual publication please follow the link above