Page 39

REVISTA ESPAÑOLA DE DEFENSA OCTUBRE 2017

L Sargento 1º Ollero. Mecánico y operador de grúa «SOY LOS OJOS Y LOS OÍDOS DE LOS PILOTOS» LA maniobra de subir y bajar al rescatador y al herido es muy peligrosa», dice el sargento 1º Juan Antonio Ollero en referencia a su trabajo como operador de grúa durante un rescate. «Son momentos de tensión entre el piloto y yo». En esos instantes, «soy los ojos y los oídos del comandante de la aeronave», el eslabón intermedio del engranaje que componen los miembros de una tripulación SAR en acción: «los pilotos arriba, detrás de mí, y los rescatadores y el enfermero abajo», explica. El sargento 1º Ollero es también mecánico de vuelo, el segundo más veterano del 803 Escuadrón, su primer y único destino, al que pertenece desde hace 12 años. Quiso ser zapador paracaidista pero, al no conseguirlo, ingresó en el SAR. «No sabría trabajar en una línea o en un taller. Necesito movimiento, volar a tumba abierta, lo más bajo posible, para salvar vidas, como en Afganistán». «No sabría trabajar en una L Soldados Romo y del Prado. Rescatadores «EL SAR ES UN DESTINO MUY GRATIFICANTE» POCOS jóvenes pueden decir que su trabajo es volar y ayudar a las personas», dice el soldado Antonio Romo. «Este destino es muy gratificante», corrobora el también soldado Luis Manuel del Prado, «porque nuestra labor es la esperanza para las víctimas de un accidente aéreo o en la mar». Ambos son rescatadores y operan en binomio durante las misiones de Búsqueda y Salvamento o, a nivel individual, asumiendo la función de tiradores de ametralladora en el portón de un Súper Puma en operaciones de aeroevacuación médica. En las misiones de salvamento «primero baja uno de nosotros con el enfermero y, si es necesario utilizar la camilla para recuperar al herido, desciende el segundo», indica Romo. «Tenemos algunas nociones básicas sanitarias», explica del Prado, fundamentales para inmovilizar a la víctima durante la maniobra de elevación hasta la aeronave y durante el vuelo. «No cabe ningún tipo de problema y discrepancia entre los miembros de la tripulación», dice el soldado del Prado, recién llegado —apenas cuatro meses— al 803, al que pertenece desde hace cinco años su compañero Romo, cuyo deseo es «permanecer mucho tiempo aquí, hasta que el cuerpo aguante». línea o en un taller. Necesito movimiento» Octubre 2017 Revista Española de Defensa 39


REVISTA ESPAÑOLA DE DEFENSA OCTUBRE 2017
To see the actual publication please follow the link above