Page 26

REVISTA ESPAÑOLA DE DEFENSA 344

entrevista General Luis Martín-Rabadán, jefe de la Task Force Besmayah «Los iraquíes merecen vivir por fin en paz» Considera que «la fuerza del futuro Irak reside en su unidad de acción» frente al Daesh, «el enemigo común» POR la base de Besmayah, a unos 60 kilómetros al sur de Bagdad, han pasado muchos de los militares iraquíes que han arrebatado al Daesh sus últimos reductos al norte del pais. Mientras se consumaba la derrota de los terroristas, los soldados y policías iraquíes seguían recibiendo un intenso programa de adiestramiento en esta base liderada por España. «Todas las unidades que pasan por Besmayah salen con su potencia de combate reforzada, no solo por el equipamiento que reciben, sino por la mejora en su grado de preparación para afrontar las misiones que les esperan». Así lo asegura el general Luis Martín-Rabadán, jefe del contingente español y del centro de entrenamiento en los últimos seis meses. Todo ello ha contribuido a hacer bueno el lema de esta base: La victoria empieza aquí. —¿Se puede dar por consumado el fin del Califato en Irak? —La derrota militar del Daesh está muy cerca en tanto y cuanto la coalición está a punto de alcanzar sus últimos objetivos militares, impidiendo que esta organización terrorista ejerza signos de poder propios de un estado, como son el control efectivo sobre el territorio, la población, los recursos y capacidad militar convencional para enfrentarse abiertamente a las fuerzas de seguridad iraquíes. Esto no significa su total desaparición, ni la eliminación de su capacidad de seguir haciendo daño; probablemente siga mostrando una voluntad de vencer. Habrá que estar atentos a su posible transformación hacia la insurgencia, un conflicto asimétrico que pueda desembocar en una lucha irregular subversiva. Será clave que el nuevo gobierno resultante de las elecciones legislativas previstas para mayo de 2018 sea capaz de manejar la derrota militar del Daesh, evitando caer en el sectarismo excluyente, y que ejerza una labor integradora de todas las sensibilidades, etnias, confesiones y tendencias, impidiendo la implantación de los postulados del grupo terrorista en zonas de mayoría suní que pudieran parecer más proclives. La fuerza del futuro Irak reside en su unidad de acción frente al enemigo común. —¿Cuáles son ahora los objetivos de la coalición? —La misión debe entrar en una fase que facilite la estabilización del país. Lo normal es que el ejército fuese perdiendo protagonismo en favor de unas fuerzas policiales y de sostenimiento, capaces de mantener la ley y el orden en todo el territorio, garantizando la libertad de movimientos y el control de las fronteras. Se debería completar la potencia de combate de las unidades terminando el equipamiento empezado durante los tres últimos años, y completar igualmente el gran esfuerzo en formación realizado, así como potenciar a largo plazo el liderazgo de sus cuadros de mando en centros de enseñanza iraquíes, en los que sus oficiales y suboficiales adquieran los conocimientos y valores necesarios para encuadrar sus unidades según su mérito y capacidad. —¿Hasta cuándo será necesario el apoyo de las fuerzas internacionales? —Las aportaciones de la coalición en lo relativo a asesoramiento y formación deben ir siendo cada vez menos amplias y generalistas, cubriendo necesidades más específicas y especializadas, identificadas por el Gobierno de Irak, atendidas mediante la circulación de equipos móviles desplegados en la zona, o equipos expedicionarios enviados desde los países contribuyentes de origen, de manera que la coalición pueda ir reduciendo paulatinamente su huella logística. La situación final deseada es que, algún día, en el horizonte más próximo posible, la misión termine porque, sencillamente, no sea necesaria la presencia en Irak de una coalición internacional en apoyo a su Gobierno. —En estos meses han continuado las reformas de la base ¿Qué proyectos se han puesto en marcha? —Debemos hacer que el Besmayah Range Complex sea un centro de referencia para el adiestramiento de las «La misión debe entrar en una fase que facilite la estabilización del país» 26 Revista Española de Defensa Noviembre 2017


REVISTA ESPAÑOLA DE DEFENSA 344
To see the actual publication please follow the link above