red-344-cuatro-semanas

REVISTA ESPAÑOLA DE DEFENSA 344

cuatro semanas 30 Revista Española de Defensa Noviembre 2017 El pasado 12 de octubre, poco después de finalizar en Madrid el desfile con motivo del Día de la Fiesta Nacional, llegó la noticia: uno de los Eurofighter que acababa de sobrevolar la capital de España se estrellaba cuando se aproximaba a su base de Los Llanos (Albacete). Su piloto, el capitán Borja Aybar García, había fallecido. Cinco días después, otro accidente vistió de negro al Ejército del Aire. El teniente Fernando Pérez Serrano murió a los mandos de un F-18 cuando realizaba la maniobra de despegue en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid). Aún no se conocen las causas de los siniestros que están siendo analizadas por la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM). «Cuando sepamos los motivos, yo misma compareceré donde sea menester, en el Congreso de los Diputados si así se estima oportuno», manifestó la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, poco después de producirse el segundo de los accidentes. Tras conocerse el suceso de Los Llanos, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la ministra de Defensa abandonaron la recepción que ofrecían los reyes en el Palacio Real para viajar hasta Albacete. Allí, fueron informados de lo poco que en ese momento se conocía sobre el siniestro: que el avión se había estrellado durante la maniobra de aproximación para aterrizar y su piloto no había activado el botón de eyección. El aparato pertenecía al Ala 14 del Ejército del Aire y cayó poco después de las 12:00 horas en la zona de La Pulgosa a donde se desplazaron bomberos, Policía Nacional y personal sanitario que no pudieron hacer nada por su único tripulante que murió en el acto. El capitán Borja Aybar había nacido en Puertollano (Ciudad Real) hacía 34 años y pertenecía a la 61ª promoción. Contaba en su expediente con 1.189 horas de vuelo en cazas, de las cuales, 681 las había realizado a los mandos de los Eurofighter. Su funeral tuvo lugar un día más tarde en la base aérea de Los Llanos. Durante el acto, Cospedal le impuso la Cruz al Mérito Aeronáutico con Distintivo Amarillo a título póstumo. A la ceremonia también asistieron, junto a los familiares y amigos del fallecido, el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde; los jefes de Estado Mayor de la Defensa, general de ejército Fernando Alejandre, y del Ejército del Aire, general del aire Javier Salto; el presidente de Castilla- La Mancha, Emiliano Page; y el delegado del Gobierno en dicha comunidad, José Julián Gregorio López. ADIÓS EN TORREJÓN El funeral por el teniente Fernando Pérez se celebró en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) el pasado 18 de octubre. Durante su desarrollo, la ministra también le impuso la Cruz al Mérito Aeronáutico con Distintivo Amarillo a título póstumo como había hecho días antes al capitán Aybar. Cospedal estuvo acompañada, entre otras autoridades, por el ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, el presidente de Murcia, Fernando López Miras, el subsecretario de Defensa, Arturo Romaní, y los jefes de Estado Mayor de los Ejércitos y de la Armada. El piloto fallecido, aunque joven —tenía 26 años—, sumaba más de 700 horas de vuelo. Era natural de Murcia y pertenecía a la 65ª promoción del Ejército del Aire, de la que fue número uno. Por ello, ya tenía en su poder la Cruz al Mérito Aeronáutico. Desde julio de 2014, el teniente Pérez Serrano estaba destinado en el Ala 12, a la que pertenecía el avión F-18 siniestrado, y había cumplido misión en Yibuti como traductor de inglés y francés. Nacional Luto en el Ejército del Aire Fallecen dos pilotos en accidentes de aviación A la izqda., el capitán Borja Aybar; a la dcha., el teniente Fernando Pérez Serrano, fallecidos el pasado octubre.


REVISTA ESPAÑOLA DE DEFENSA 344
To see the actual publication please follow the link above