Page 47

REVISTA ESPAÑOLA DE DEFENSA 344

industria y tecnología El centro ha contribuido al desarrollo de la hidrodinámica con más de 25.000 ensayos realizados hasta llegar al Laboratorio de Dinámica del Buque, más conocido como el Canal de Olas— ofrecen la capacidad de ensayar proyectos a medida a todos los niveles: numérico, experimental, propulsor, de olas y de potencia. En el Canal de Aguas Tranquilas es donde se llevan a cabo los ensayos de resistencia al avance, de autopropulsión o de líneas de corriente, entre otros. Se utiliza un modelo del buque a escala lo suficientemente grande para determinar la potencia que debe tener el barco para alcanzar la velocidad deseada. Con ese barco y su diseño de hélice correspondiente, en el Canal de Olas, una vez verificada la velocidad, se comprueba que el barco flota con las condiciones de seguridad y de movimientos exigidas por el cliente. Por último, en el Túnel de Cavitación se verifica que la hélice propulsora no «cavite », es decir, que no produzca burbujas de vapor cuando la hélice gira a altas revoluciones y que son perjudiciales para su funcionamiento. El Canal de Aguas Tranquilas es una enorme «piscina» de 320 metros de longitud, 12,5 de anchura y 6,5 de profundidad. Originalmente, su longitud era de solo 190 metros, pero en el año 1956 se amplió para que resultara más eficiente, al disponer de más carrera para la adquisición de datos. Desde su origen, el agua del canal nunca se ha cambiado, solo se compensan las pequeñas filtraciones y evaporaciones; se depura y reutiliza sin ningún tipo de aditivo, ya que permanece relativamente fría y sin apenas luz, por lo que no genera ningún tipo de microorganismo ni alga. La adquisición y análisis de datos se realiza de forma automática con tecnología digital, mediante programas desarrollados específicamente para esta función. Son mediciones con un alto grado de fiabilidad y permiten determinar con gran exactitud el valor de la resistencia al avance de un buque y estudiar soluciones sobre la influencia de las formas del casco en el funcionamiento de su propulsor. En segundo lugar, el Canal de Olas fue inaugurado en 1992 y dispone de moderna tecnología de generación de oleaje e instrumentación para ensayos de los movimientos de buques, plataformas off-shore y artefactos flotantes en olas y viento. Cuenta con 150 metros de longitud, 30 de anchura y cinco de profundidad. En uno de los extremos hay una playa de absorción del oleaje, y en el otro extremo tiene un generador de olas del tipo «multiflap», que se acciona hidráulicamente, y producen, con el movimiento, un tren de En los talleres del centro se construyen los modelos a escala de las embarcaciones que luego se introducen en los canales para realizar los experimentos. agua que recorre el tanque hasta llegar a «la playa», formada por una capa de virutas de acero inoxidable de 50 cm de espesor, encargada de absorber la energía de la ola y evitar que se refleje. Jugando con la amplitud individual de las paletas, se forman pequeñas olas que, compuestas, generan un mar de olas irregular, similar a la realidad en los océanos. Por último, el Túnel de Cavitación tiene como objetivo optimizar el diseño de hélices comprobando y estudiando la generación de cavitación, el riesgo de erosión, las fluctuaciones de presión y la producción de ruidos. Los ensayos pueden realizarse con el propulsor en flujo libre, o bien simulando la estela del buque con mallas o introduciendo una réplica del modelo. Las instalaciones del centro se completan con los talleres, donde se construyen los modelos a escala que se utilizan en los experimentos. El diseño se realiza con programas de software propios y para su transformación a lenguaje máquina se utilizan estándares de control numérico industrial. En una nave central se efectúa la preparación y montaje de los modelos tras su paso por los diferentes talleres (mecánico, de carpintería, de hélices y de soldadura). También cuentan con una cabina de pintura y otra para la construcción de modelos de fibra de vidrio. PROYECTOS Tradicionalmente, los proyectos del CEHIPAR estuvieron orientados a buques de la Armada pero, con el paso del Noviembre 2017 Revista Española de Defensa 47


REVISTA ESPAÑOLA DE DEFENSA 344
To see the actual publication please follow the link above