Page 102

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 122

LA FUERZA DEL REINO. LAS POSIBILIDADES MILITARES… 101 intensa actividad comercial hay que añadir el hecho diferencial respecto a las monarquías absolutas continentales de su sistema parlamentario, en el que los sectores de mayor poder económico eran, además de importantes contribuyentes al esfuerzo financiero del estado, partícipes de las decisiones de gobierno, lo que facilitó su colaboración y de paso la movilización de los recursos del país3. Sin perjuicio de esta afirmación, debe reconducirse a su justo término la asociación entre las bondades del sistema político inglés y la supuesta ausencia de reacciones frente a la presión fiscal, que han sido minimizadas por algunos autores, cuando lo cierto es que las elevadas cargas que la agresiva política mercantilista inglesa impuso a sus ciudadanos no estuvo en absoluto ausente de oposición, si bien se puso de manifiesto en unos niveles asumibles en comparación con casos como el de Francia en víspera de la revolución4. Recientemente se ha señalado otra diferencia que resta importancia al sistema de gobierno y quizá lo reconduce a su justo valor. En concreto se ha señalado que las monarquías absolutas se veían en general limitadas por la diversidad de jurisdicciones (estamentales, territoriales…) antes que por otros factores. Esta diversidad estaba ausente en el caso de Inglaterra, lo que facilitaba enormemente la gobernanza y la transformación del sistema fiscal5. Lo cierto es que a la hora de afrontar las exigencias impuestas por las guerras durante el siglo XVIII, Inglaterra pudo poner en práctica, además de una elasticidad fiscal nada desdeñable, una gran capacidad de obtener financiación externa en términos favorables. Remontándose al conflicto con España de 1739 y a la Guerra de Sucesión de Austria, el incremento de la presión fiscal hizo posible elevar los ingresos anuales una media del 22%. Esta presión se acusó sobre todo en la imposición indirecta, el excise tax, que llegó a representar el 55% de lo recaudado, en tanto que la imposición directa, el land tax, proporcionó el 28%, y las aduanas (customs) el 17% restante. Pero sobre todo Inglaterra recurrió al endeudamiento, que aumentó de 48 a 76 millones de libras esterlinas (8 y 12 veces los ingresos anuales de cada periodo), consiguiendo colocar en plazos y tipos de interés razonables las sucesivas emisiones de bonos, con las que se cubrió el 30% del gasto militar total (96 millones de libras), entendiendo en este concepto los ingresos ordinarios dedicados al ejército y la marina, sumados a los gastos militares 3  DEDIEU, J.P.: “El núcleo y el entorno. La real hacienda en el siglo XVIII”, en Espacio Tiempo y Forma IV, nº 27 (2014), pp. 162-187. 4  GONZÁLEZ ENCISO, A.: “Introduction”, Mobilising Resources for War: Britain and Spain at Work During the Early Modern Period. H. V. Bowen y A. González Enciso (eds.), Pamplona, Revista de Historia Militar, 122 (2017), pp. 101-130. ISSN: 0482-5748 2006, p. 21. 5  GAFE, R. e IRIGOIN, A.: A Stakeholder Empire: The Political Economy of Spanish Imperial Rule in America. Londres, 2008.


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 122
To see the actual publication please follow the link above