Page 104

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 122

LA FUERZA DEL REINO. LAS POSIBILIDADES MILITARES… 103 correspondían al sostenimiento de contingentes extranjeros, principalmente alemanes, y a subsidios a otras naciones, destacando el caso de Prusia, que recibió unos 2,68 millones de libras entre 1758 y 1761, que sirvieron para costear el 20% de los gastos totales de la guerra del estado prusiano7. En Francia también se utilizaron todo tipo de vías para conseguir más ingresos, recurriendo a procedimientos extraordinarios para la financiación de la guerra, como el segundo y el tercer vingtième. De este modo se recaudaron 1.325,5 millones de libras tornesas (unos 53 millones de libras esterlinas) adicionales, el 59% de las cuales procedía de créditos (780 millones de libras tornesas, correspondiendo 175 a adelantos de los fermierx generaux, los arrendadores de impuestos). Un 29% se obtuvo mediante el aumento de la presión fiscal (270 millones de libras, 127,8 de los cuales gracias al segundo vingtième), el 5% de la venta de oficios y el resto de otras vías de financiación, entre ellas las garantías exigidas a la Iglesia para quedar exenta del segundo vingtième. Los gastos ordinarios pasaron de 366 millones de libras en 1758 a 442 en 17638. En cuanto a la deuda, llegó a situarse en 2.000 millones de libras tornesas, seis veces los ingresos de la hacienda en un año. Sus condiciones fueron más gravosas que en Inglaterra, con tipos de interés que en el caso francés eran más del doble que los ingleses, llegando el servicio de la deuda a consumir el 60% del presupuesto anual, dos veces más que antes de la guerra9. El esfuerzo de Francia se volcó en el ejército, aunque únicamente una parte pudo dedicarse a movilización y armamento ya que solo las retribuciones de sus 60.000 oficiales (47 millones de libras tornesas), excedían de la cantidad que se dedicaba al resto del ejército (44 millones). En conjunto los gastos del ejército francés, que llegó a superar los 200.000 hombres, representaban una cantidad similar al conjunto de ingresos de la corona española sin incluir los caudales americanos. En cuanto a la marina, se vio sometida a una serie de restricciones económicas que comenzaron en 1758 y se agudizaron a partir del año siguiente, reduciéndose el presupuesto de 57.000 libras tornesas a menos de 24.000 en 1760, recorte que explica que entre junio de 1756 y junio de 1762 su orden de batalla pasase de 33 buques de línea a 27 -en tanto la Royal Navy aumentaba de 88 a 110 navíos- y que Choiseul depositase grandes esperanzas en la entrada en la guerra de España, que podía reforzar con sus 47 buques de línea a la 7  STORRS, C. (ed.): The fiscal-military state in eighteenth-century Europe. Essays in honour of P.G.M. Dickson, Farnham, 2009, p. 47. 8  RILEY, J.C.: The Seven Years War and the Old Regime in France: The Economic and Financial Toll. Princeton, 1986, pp 138-140. 9  STORRS, C. (ed.): The fiscal-military state in eighteenth-century Europe. Essays in honour of P.G.M. Dickson, Farnham, 2009, pp. 147-166. Revista de Historia Militar, 122 (2017), pp. 103-130. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 122
To see the actual publication please follow the link above