Page 196

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 122

CUBA 1873. LA CAPTURA DEL “VIRGINIUS”. EL INCIDENTE… 195 denes para salir en ayuda del Pizarro y con instrucciones terminantes”.18 El 26-I-1872 el ministro de España en Washington, Lopez-Roberts, le propone al capitán general de Cuba “comprar el Virginius por segundas manos, como se ha hecho en otros casos”.19 El 14-II-1872, el ministro de España en Washington envía un telegrama al capitán general de Cuba en el que le informa que en la entrevista que ha tenido con el Secretario de Estado norteamericano Fish, este le ha informado “que no puede aplicársele al Virginius igual medida que la adoptada para el Hornet, pues si este buque fue detenido por la Marina de los Estados Unidos y puesto a disposición de sus tribunales, se debió principalmente a que después de hechas las investigaciones necesarias resultó que el buque había abusado de la bandera Americana, puesto que en el registro de la propiedad aparecía que esta era en su mayor parte de súbditos extranjeros, no considerando las leyes de este país, como buque americano aquel que no pertenece en su totalidad a ciudadanos americanos.  No sucede esto con el Virginius que, aunque se haya empleado y puede emplearse en servicio de los cubanos, consta legalmente que es propiedad de ciudadanos de los Estados Unidos, y por tanto habrá que buscar otro medio para conseguir, con arreglo a las leyes de este país, su detención si fuera necesaria”.20 En IV-1872, el buque seguía en Aspinwall, Colombia (actualmente ciudad de Colon, en Panamá), bajo el mando de Mr. Bowen, un estadounidense, que fue designado por el líder independentista Quesada y su Director General, informándole a Bowen que el buque se utilizaría en el desembarco de expediciones militares en la costa cubana. En aquel momento no tenía bandera de Estados Unidos a bordo, y Bowen compró una. Bowen permaneció en el mando del Virginius de dos a tres meses, y desembarcó en Puerto Cabello, habiendo recibido todo el tiempo solo órdenes de los Cubanos de La Junta de Nueva York.  Mientras Bowen estuvo al mando, sólo había una bandera de Estados Unidos a bordo, y seis banderas cubanas insurgentes. El capitán Smith tomó el mando, habiendo sido contratados por Quesada, como lo habían sido sus predecesores. Bajo el mando de Smith, el Virginius llevo varias veces a Quesada y a Alfaro, de quienes recibía las órdenes. El 11-VIII-1872, el Virginius se encontraba en Maracaibo. El 15- XI-1872, el Capitán Smith fue reemplazado por Knight, el primer oficial de máquinas; cuando el buque navegaba desde Maracaibo a Curagoa por orden de Alfaro, un insurgente. Después del cese de Smith, se sabe poco de los 18  AHN. Mº de Exteriores. H 1473. Nº 32. 19  AHN. Mº de Exteriores. H 1473. Nº 32. 20  AHN. Mº de Exteriores. H 1473. Nº 37. Anexo. Esta apreciación se demostró posteriormente como un error del ministro español en Washington. Revista de Historia Militar, 122 (2017), pp. 195-248. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 122
To see the actual publication please follow the link above