Page 78

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 122

NOTAS PARA UN ESTUDIO SOBRE LA LAUREADA Y LA MEDALLA… 77 que el 16 de noviembre de 1936 fue gravemente herido, y como la situación del momento hacía preciso continuar el fuego, el alférez Lizaur supo mantener el espíritu de su tropa, ordenando que nadie se moviera de su puesto, no obstante la importancia de las heridas recibidas, a consecuencia de las cuales falleció al día siguiente9. De nuevo, muchos otros ejemplos podrían aducirse para explicar el ‘estado anímico’ de las fuerzas nacionales en la ocasión de Madrid, pero para no aburrir al lector y seguir centrando el estudio en lo que nos interesa, debemos pasar ya a estudiar el salto a la Universitaria y el reguero de condecoraciones que su toma y sostenimiento en precarias condiciones a lo largo de toda la guerra dejó. (No entraremos, tampoco, en el estudio de las batallas por la carretera de la Coruña, el Jarama, Guadalajara, Cuesta de las Perdices o Brunete, todas ellas prodigas en actos de valor y merecedoras de estudios específicos). La Laureada y la Medalla Militar en la Ciudad Universitaria de Madrid Será acción distinguida el restablecimiento de un puente sobre un río para pasar el exercito a la vista y baxo fuego del enemigo… practicando la operación a cuerpo descubierto con serenidad y buen éxito… (del primer decreto de la Laureada, 1811). El no haber tomado ninguno de los puentes de Madrid en la zona en la que el Manzanares va canalizado impele a las columnas atacantes a buscar la zona vadeable al norte del puente de los Franceses, puente perfectamente defendido por las fuerzas regulares del comandante republicano Carlos Romero… lo que les va a forzar primero a pasar el ensoberbecido río bajo un nutrido fuego enemigo a pecho descubierto y luego y durante los dos años y medio de la defensa de la Universitaria a través de una pasadera reconstruida una y otra vez con tenacidad por los Ingenieros siguiendo las líneas con las que encabezamos este párrafo. Figura 4. Detalle del uniforme del teniente general don Mateo Prada luciendo dos laureadas y una medalla militar colectivas. Él era medalla militar individual por su actuación como capitán de la VI Bandera en el sector del Tajo, mayo 1937 (Museo Histórico Militar de Canarias, Santa Cruz de Tenerife). 9  O.C. de 4 de mayo de 1937 (B.O. núm. 198). Revista de Historia Militar, 122 (2017), pp. 77-96. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 122
To see the actual publication please follow the link above