Page 176

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017

O´DONNELL, PRIM Y LA EXPEDICIÓN A MÉXICO 175 Para alcanzar el objetivo de recalificar la deuda hubieron de llevarse a cabo las correspondientes negociaciones entre los representantes de nuestro país y las autoridades mexicanas que, por diversos motivos, se dilataron durante varios años. Al fin, el 17 de julio de 1847 se celebró la primera convención, entre el representante mexicano Bermúdez de Castro y el español José Ramón Pacheco. Unas circunstancias particularmente difíciles para México en plena guerra con su vecino del Norte. El 13 de septiembre siguiente las tropas de Estado Unidos entraron en Ciudad de México. En tal coyuntura el gobierno de la república mexicana no tuvo más remedio que aceptar las exigencias de España. La deuda con los acreedores españoles, residentes en México, pasó a considerarse deuda extranjera; pero, de inmediato, la falta de recursos impidió al gobierno azteca afrontar los compromisos aceptados. La paz entre México y Estados Unidos (Tratado de Guadalupe-Hidalgo de 2 de febrero de 1848) permitió que se reanudaran las gestiones, por parte española, en busca de un nuevo acuerdo. El gobierno mexicano intentó dar largas al asunto. No obstante, al cabo de unos meses, se concluyó un convenio que retocaba el de 1847; pero tampoco este acuerdo de 1848 prosperó. México rompió lo pactado y no entregó los correspondientes fondos de las aduanas de Tampico y Veracruz. Los representantes españoles presentaron sendas protestas en mayo de 1849 y junio de 1850. A esas alturas el embrollo de títulos “buenos” y “malos” era tal que México publicó una Ley de Crédito Público (30-XI-1850), inspirada por Miguel Payno, ministro de Hacienda. Se creó una Junta del Crédito Público y se pretendió un mayor control de los créditos pendientes. Estos intentos del gobierno mexicano dieron pie al rechazo de los representantes diplomáticos de todos los países implicados. No estaban dispuestos a reconocer que se habían cometido no pocos abusos. Las protestas dieron paso a las amenazas y el embajador inglés Mr. Dongle advirtió a los gobernantes mexicanos que sí, el 11 de junio de 1851, no se habían satisfecho las deudas, con los acreedores ingleses, se valdría de los medios convenientes para hacer cumplir los pagos. Los representantes de Francia y de España se manifestaron en los mismos términos. Las presiones surtieron efecto inmediato. España estableció, a partir de ahí, un acuerdo bilateral bastante favorable. Ese fue el resultado de la Convención de 14 de noviembre de 185113. 13  Ver García Pérez, Ob. Cit. Según el art.º 1 se procedería en el término perentorio de dos meses al examen, conocimiento y liquidación de las reclamaciones españolas contra el gobierno mexicano (anteriores o posteriores a lo dispuesto en el Tratado de 1836). Se concedía además Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2017, pp. 175-200. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017
To see the actual publication please follow the link above