Page 190

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017

O´DONNELL, PRIM Y LA EXPEDICIÓN A MÉXICO 189 mejicana ondearía junto a la española, la francesa y la inglesa en Veracruz y San Juan de Ulúa. El pacto, que la historiografía azteca señala como un éxito de su diplomacia, y más en concreto del ministro Doblado, habría que apuntarlo en el haber del conde de Reus, al menos a partes iguales. Aquel acuerdo preliminar debía ratificarse por el gobierno mexicano y los representantes de los tres países europeos implicados. Este último trámite no habría de resultar fácil, por lo que a los franceses se refiere. Sin embargo, el ascendiente de Prim, la sensatez con la que se comportaba en todo momento y la evidencia de la realidad, indujeron a La Gravière a aceptar un texto tan lejano a los propósitos del gobierno de su país. Sería este hecho tal vez el mejor testimonio que podemos encontrar de la acertada estrategia del marqués de los Castillejos en relación con el problema de México. La Gravière no podía ignorar las graves consecuencias que aquel gesto entrañaba para su carrera y, sin embargo, dio su asentimiento al compromiso adquirido por el marqués de los Castillejos.29 Serrano no pudo ocultar su frustración ante la noticia del tratado, traída por el Isabel. Un sentimiento compartido por muchos españoles en Cuba. El duque de la Torre entre nota y nota deslizaba su descontento: “… mi lealtad – exponía francamente a Prim- no me permite negar a V. que yo hubiera deseado otra solución para acabar cuanto antes y hacer los menos sacrificios posibles … Si eso se arregla se habrá consolidado el gobierno de Juárez –uno de sus temores, y por eso desconfiaba, pero al fin parecía resignarse haga el cielo que él y sus gentes comprendan la situación y que impuestos de sus grandes deberes hacia su Patria, los cumplan dignamente”30. En Madrid, el 22 de febrero de 1862, Calderón Collantes, escribía también al marqués de los Castillejos recomendándole ser generosos y sinceros a la par que fuertes y previsores. Desde mediados de enero sabía, a través de nuestro embajador en París, Alejandro Mon, según la comunicación del ministro Mr. Thouvenel, que Francia aumentaba en más de 4.000 hombres, (con cinco batallones de suabos), sus fuerzas en México y conocía, además, que el objetivo prioritario de Napoleón III era implantar la monarquía con Maximiliano de Austria. Le advertía que sería estúpido ayudar a la ejecución de un proyecto que no hemos concebido nosotros, antes bien, del cual hemos sido marginados hasta que todo estaba decidido. En esas circunstancias lo más importante será cuidar antes que nada de nuestro Ejército, bravo y grande en la lucha, cuyo comportamiento debía hacer que 29  Ver Ortuño, M.: Prim y la intervención tripartita en México. (Testimonios y documentos). Ministerio de Defensa, Secretaria General Técnica, Madrid, 2009. 30  AAIT. Carta de Serrano al conde de Reus de 26 de febrero de 1862. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2017, pp. 189-200. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017
To see the actual publication please follow the link above