Page 225

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017

224 MARÍA DEL PILAR GARCÍA PINACHO con sus dos flancos, considera este periódico –que había estado al lado del partido de O’Donnell hasta los acontecimientos de la Noche de San Daniel de 1865, momento en que tomó partido por el de Narváez y González Bravo–, que la Unión Liberal debe desaparecer o, dicho de otro modo, ser absorbida por el partido hasta ahora conservador y que parece que ahora va a ser moderado bajo la sombra de Narváez. El hecho de que el presidente hablara de que los sentimientos de O’Donnell siempre habían sido compartidos por él ayudaban a dar fuerza a esta idea. Finalmente, La Época se destapa al publicar un fondo sobre “El discurso del duque de Valencia” 81, en el que se muestra seguro de que si en agosto, ante el intento de tomar el poder de Prim, “el duque de Tetuán hubiese estado en Madrid, indudablemente se habría puesto al lado del general Narváez para combatir la rebelión, y es seguro que a haber durado más la lucha se hubiera apresurado, desde cualquier parte, a ofrecer su espada y sus servicios al gobierno”, ya que, piensa, “Cuando peligran las instituciones del país no hay distancias, ni diferencias políticas, que no se salven en un momento por los hombres que se dedican con gloria al servicio de su Reina y de su patria”. El Pabellón Nacional, se sumó a la emoción de La Época, con otros cuatro artículos82, en uno de los cuales, con el que abre el diario en forma de artículo editorial, suscribe las palabras de uno de los diarios de la Unión Liberal, de La Reforma: “Recordar la tradición antigua, liberal y conciliadora del partido moderado, sería el más selado sic servicio que podría el duque de Valencia prestar a su partido, y a la par que a su partido, procuraría garantías para el porvenir, que debe ansiar todo patricio para su pueblo”83. Dos periódicos neocatólicos y carlistas, La Esperanza y La Regeneración, ante la firmeza del diario de información alineado a Narváez, se limitan uno a transcribir el discurso de nuevo para que La Época lo pueda volver a traducir84 y otro llamando “la atención de nuestros lectores sobre todas y cada una de las palabras que brotaron de los labios del presidente del Consejo de ministros”, sin más comentarios, que no era poco85. Por último, El Imparcial que ya había empezado a colocarse en posiciones políticas más progresistas, que culminarían con su aportación y apoyo a la revolución del 68, justifica su inicial silencio “sobre palabras que 81  “El discurso del duque de Valencia”, en La Época, 1867/11/14, pág. 1. 82  Dos de ellos son de El Pabellón Nacional, 1867/11/14, pág. 1; y los otros dos de 1867/11/15, pág. 1; 1867/11/19, pág. 1. 83  El Pabellón Nacional, 1867/11/19, pág. 1. 84  La Regeneración, 1867/11/14, pág. 2. 85  “Sin comentarios de ninguna clase publicamos”, en La Esperanza, 1867/11/12, pág. 1. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2017, pp. 224-252. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017
To see the actual publication please follow the link above