Page 27

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017

26 HUGO O´DONNELL Y DUQUE DE ESTRADA rey de Tyrconnell se intitula a Domhnaill Mór O´Donnell19. Reyes por ser soberanos e independientes, este término aún se sigue aplicando a los “jefes” (“chieftains” en inglés) de los clanes gaélicos cuya majestad, mandato o condición (“kingship”) se puede equiparar al de “régulo” o “dinasta”. Desde tiempos muy remotos los O´Donnell habían mantenido relaciones comerciales con España con motivo de las ricas pesquerías, marítimas y fluviales, de su costa y territorio. Las flotillas españolas que buscaban los bancos de arenque se avituallaban y recibían asistencia y protección en sus puertos de la costa oeste: Donegal, Killibegs y Aranmore, contra un tributo de entre un seis y un diez por ciento de las capturas. El gobernador inglés Carew, señalaría que el jefe de los O´Donnell era “el mayor de los señores pescadores de Irlanda, e intercambiaba siempre pescado con comerciantes extranjeros a cambio de vino; por lo que su apodo en otros países es “Rey del Pescado”, de forma parecida a como en España se denominaba a los duques de Medinasidonia “reyes del atún” por sus ricas almadrabas, remarcando el canciller Cusack que un barco a vela puede arribar a cuatro de sus casas fuertes marítimas 20, puertos fortificados como también estaban sus abadías y conventos desde los tiempos de la amenaza vikinga. Su ya de por sí abrupto territorio estaba sembrado de fortalezas mayores y de recintos amurallados en lugares estratégicamente defendibles entre los que acabó destacando el de su capital, Donegal, una inmensa mole de la que se sorprendería Sir Henry Sydney, Lord Diputado de Irlanda por Isabel I, que lo visitó en 1566, extrañándose y doliéndose de que una fortaleza tan poderosa y hermosa estuviese en manos de un irlandés. Los ingleses se apropiarían definitivamente de ella en 1611, para ponerla en manos de un gobernador adicto. Junto con castillos mayores como los de Ballyshannon, Portnatrynod, Lifford, y Ramelton, disponían de “casas fuertes” como las de Fynne, Belleek y Bundrose, de abadías fortificadas como las de Asherowe, y Darrie, y de almacenes de guerra como el de Lough Eske (“Lago de los Peces”), para defender su territorio. Estamos hablando, por vocación, pero también por supervivencia, de una sociedad belicosa en la que el cabeza de todos, que se conoce como “El O´Donnell”, o jefe de su nombre, es el legislador y el general de un ejército formado por huestes propias, pero que cuenta también con mercenarios 19  RYMER, Thomas: Foedera, Conventiones, Litterae et cujuscunque generis Acta Publica inter reges Angliae et alios quosvis imperatores, reges, &c., ab. A.D. 1101 ad nostra usque tempora habita aut tractata. 1704, vol. I, p. 426.; SIMMS, Katharine: Gaelic Warfare in the Middle Ages en Thomas Bartlett y Keith Jeffery (eds.), A Military History of Ireland (Cambridge, New York & Melbourne: Cambridge University Press, 1996) p. 110. 20  HOGAN, Desmond (ed.): The Description of Ireland, and the State thereof as it is at this present. In Anno 1598. Dublin, 1878, p. 29. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2017, pp. 26-54. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017
To see the actual publication please follow the link above