Page 46

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017

EL CLAN O´DONNELL, UNA SAGA DE SOLDADOS 45 marqués de la Romana, en junio de 1807, había sido nombrado segundo ayudante general del mismo (20.VI.1807), participando en todas las operaciones de este ejército, como auxiliar del napoleónico, en Hamburgo y Dinamarca. Había contribuido decisivamente en el embarque de parte de estas fuerzas en barcos ingleses al conocerse el inicio de la Guerra de la Independencia en agosto de 1808, por lo que había ascendido al empleo de teniente coronel efectivo. Una vez en Santander, integrado en el Ejército de la Izquierda en el que había obtenido la Cruz de Distinción del mismo, había participado en la batalla de Espinosa de los Monteros y en la retirada hacia Galicia en apoyo del cuerpo británico de Moore hasta su embarque en La Coruña, ocasión en la que había sido cogido prisionero por los franceses su tercer hermano, Alejandro. A finales de ese año y ya como coronel al mando del Regimiento de La Princesa había pasado a Asturias donde disolvió la Junta General del Principado siguiendo órdenes de Romana y resistido hasta donde pudo en Oviedo a los franceses invasores muy superiores en número, consiguiendo salvar su unidad y reunirse con el cuerpo de ejército del general Ballesteros con el que actuó de punta de vanguardia hasta la conquista al asalto de Santander tras la que fue ascendido a brigadier en 1809. Nombrado segundo jefe de estas fuerzas había pasado a Portugal, tras haberse unido a las del duque del Parque. Como mayor general de infantería y subinspector de estas fuerzas, había participado en la acción de Medina del Campo y en la sangrienta derrota de Alba de Tormes, por la que hubo de retirarse a Ciudad Rodrigo y luego a la sierra de Gata, haciéndose acreedor a la Cruz de Distinción del Tercer Ejército. Trasladado a Extremadura en febrero de 1810 y ascendido a mariscal de campo poco después, había sido nombrado jefe del estado mayor del Ejército de la Izquierda, de nuevo a las órdenes del marqués de la Romana. En 1811 se le había confiado el mando interino del Ejército de Cataluña para ser finalmente destinado como jefe de estado mayor del Tercer Ejército, dirigiendo la sorpresa y destrucción de un cuerpo de tropas francés en Lubrin. Habiendo tenido que replegarse hacia Murcia, se había visto cortado por los franceses en Águilas pero, atacándolos por la noche, consiguió abrirse paso. Su defensa de Zújar de ese año había merecido para José O´Donnell la Cruz de San Fernando de Tercera Clase. Promovido a teniente general, pasó a ser jefe de estado mayor del Ejército de Observación de la Izquierda, realizando funciones de vigilancia de la frontera francesa, penetrando en Francia con motivo del regreso de Napoleón y tras la batalla de Waterloo (18.VI.1815). Alejandro O´Donnell D´Anethan era comandante del III Batallón del Regimiento de Hibernia, con base en El Ferrol, en 1808, cuando tuvo un en Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2017, pp. 45-54. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017
To see the actual publication please follow the link above