Page 49

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017

48 HUGO O´DONNELL Y DUQUE DE ESTRADA Colofón En los años siguientes a la Guerra de la Independencia, tres de los hermanos O´Donnell eran tenientes generales. El mayor de los supervivientes, José, era segundo cabo de la capitanía general de Valencia y Murcia; Carlos, capitán general del Ejército y Reino de Castilla la Vieja, pasó a mandar la 2ª División del Ejército de Observación de la Izquierda y más tarde el 2º Ejército y la Capitanía General de Valencia; Enrique era capitán general de Andalucía y gobernador de Càdiz. Alejandro, bajo sospecha de la policía fernandina, no había pasado de coronel, pero de una unidad muy especial a la que la difusión de sus gestas y la fama liberal de su jefe habían convertido en una de las más populares y acreditadas. Los otros dos hijos de José O´Donnell y O´Donnell habían perecido: Leopoldo, el mayor de todos, en Figueras y Francisco, el menor de todos, en Francia. Mucho camino histórico quedaba a los tíos de Leopoldo O´Donnell y Joris por recorrer, como también a él y a sus propios hermanos cuando, el 30 de octubre de 1819, contando únicamente con diez años, “Atendiendo a los meritos y servicios del Teniente General Don Carlos O´Donnell Capitan General de Castilla la Vieja”32, ingresaba directamente como subteniente en el Regimiento de Infantería de Línea Imperial Alejandro, que mandaba su tío Alejandro, porque ya las unidades irlandesas de sus antepasados habían sido disueltas. Los O´Donnell llegarían a ser tan españoles, que participarían de lo bueno y de lo malo nacional. Cuando España se quebrase al año siguiente, dividida entre absolutistas y liberales, la familia también lo haría. Los primeros, encabezados por Carlos y José, martillo de constitucionalistas, escribirían una famosa carta a sus hermanos Enrique y Alejandro, expresión del mayor antagonismo: “(…) Nosotros defendemos la causa de Dios, los derechos del trono, la libertad bien entendida de la patria… Vosotros, la del capricho, de la inmoralidad y anticristianismo”.33 En la siguiente generación, la de don Leopoldo, volvería a suceder la ruptura con motivo de la I Guerra Carlista, como una maldición recurrente. Aunque suene a necia fatuidad, creo que pocas familias, en realidad no sé de ninguna otra, han podido representar un papel tan señalado en la historia militar española, especialmente aunque no exclusivamente, en el siglo XIX. Pedro Antonio de Alarcón, el panegirista del I duque de Tetuán 32  Archivo Histórico Militar. Expedientes personales de militares célebres (Madrid). Exp. de D. Leopoldo Benito O´Donnell y Joris, Carpeta 2, doc. 12. 33  Recogido por: COMELLAS GARCÍA-LLERA, José Luis: “Los realistas en el Trienio Constitucional”. Ediciones Universidad de Navarra, 1958, p. 77. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2017, pp. 48-54. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017
To see the actual publication please follow the link above