Page 73

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017

72 ALFONSO BULLÓN DE MENDOZA Y GÓMEZ DE VALUGERA Mayor, bien el brigadier Concha, que podría promoverse a general, o cualquier otro que vd. designe. Si no se acude pronto, la campaña de vd. se la lleva el diablo, pues la tropa del ejército del Centro, que es más que suficiente, bien mantenida, regularmente vestida y bien armada, está tan amedrentada y abatida que su deserción cunde, sin que haya un diablo que lo contenga con mano fuerte. … S. M. desea con ansia la vuelta de este extraordinario, y que la saque vd. del cuidado en que está por las tropas del ejército del Centro; en fin, desea que vd. les nombre general en jefe, y que vd. lo dirija también en lo posible, y que su general sea el hombre de la confianza de usted.39 En virtud de tan angustiosa petición, a la que Espartero dio su asentimiento, el 28 de junio de 1839 Leopoldo O’Donnell fue nombrado para el mando superior del ejército del Centro, ofreciéndole, según cuenta Chamorro y han recogido todos los autores posteriores, que el puesto fuese acompañado del nombramiento de teniente general, a lo que el interesado se negó pidiendo que no se verificase “en tanto no fuese justificado por nuevos servicios sobre el campo de batalla.”40 De la premuera con que se afrontaba el tema es buena prueba que el 3 de julio O’Donnell hacia su entrada en Zaragoza y recibía el mando de manos del enfermo general Nogueras, el mismo que cuatro años antes había ordenado fusilar a la madre de Cabrera. “Después de cubrir las guarniciones de Zaragoza, Valencia, y otros muchísimos pueblos fortificados, tenía el ejército del Centro veintidós batallones, cuatro regimientos de caballería, dos baterías rodadas (que estaban casi siempre en Valencia o Zaragoza por no poder emplearse en esta clase de guerra) y una batería de montaña (que algunos meses después se aumentaron hasta tres.”41 Si tenemos en cuenta 39  PIRALA: Op. cit., tomo V, pp. 312-313. La cursiva es nuestra. 40  CHAMORRO, Op.cit., p. 211. Chamorro saca a su vez el dato de la Memoria de O’Donnell de la que hablamos a continuación. 41  NAVARRO Y RODRIGO, Carlos: O’Donnell y su tiempo. Madrid, imprenta de la biblioteca universal económica, 1869, p. 17. Copio el texto de esta obra porque su autor afirma, en la página 14, que “Teniendo en nuestro poder la única Memoria autógrafa que de su vida ha dejado el ilustre General, y que se refiere precisamente a la campaña que hizo al frente del ejército del Centro, sería una profanación mutilarla y no insertarla integra en nuestro libro … El documento no puede ser más auténtico, porque todo él está escrito de su propia mano, ni, por lo tanto, más interesante y curioso para la posteridad.” Suponemos que dicha Memoria será la que se inserta en los apartados VI-X de la citada obra, pero lamentablemente aporta mucho menos de lo que cabría esperar, pues es evidente que O’Donnell la puso en su día a Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2017, pp. 72-80. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017
To see the actual publication please follow the link above