Page 85

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017

84 PABLO GONZÁLEZ-POLA DE LA GRANJA 1939, no es militar, sino presidido por un militar, pero en cuanto a mediados de los 60, comienza a pensarse en la sucesión del Caudillo, un grupo de políticos civiles se encargará de intentar influir en los principales altos cargos militares para conseguir la perpetuación del franquismo sin Franco. El origen del intervencionismo castrense en la política española A poco que se profundice, tanto en la doctrina castrense de las Cortes de Cádiz, como en las relaciones de los militares con las juntas de defensa que se forman, en toda España, al estallar la revuelta contra los franceses en 1808, se aprecia una prevención constante contra los generales, jefes y oficiales del ejército regular. En palabras del historiador y general Miguel Alonso Baquer: “Resulta verdaderamente sorprendente que en plena guerra de la Independencia se piense mucho más que en ganarla, en la forma de sostener frente al rey y a su ejército, las libertades individuales y municipales”2. Y ciertamente resulta extraño el interés en controlar el poder que se les otorgaba, tanto a las autoridades militares regionales y locales, como a los generales en campaña contra Napoleón. Aquí los enfrentamientos entre junteros y generales eran constantes y entre las quejas de los militares podemos destacarlos ascensos y nombramientos militares injustificados a juicio de los militares por parte de los junteros regionales; la exigencia de obtener unos resultados sobre el campo de batalla rápidos y contundentes, obligando a los generales a maniobrar “con una estrategia de esfuerzos convergentes hacia el centro”3, para obtener un rápido desenlace de la maniobra; la exigencia de responsabilidades y desconfianza manifiesta; la falta de una política coordinada entre las diferentes juntas y, por último, la negativa por parte de las Cortes y juntas de que un militar español ejerciera la unidad de mando, que sí concedieron a Wellington en 1812, para humillación y protesta de los generales españoles4. Cabría preguntarnos pues ¿por qué esas prevenciones hacia los generales por parte de los patriotas reunidos en Cádiz? Y si nos fijamos en el 2  ALONSO BAQUER, Miguel: “La doctrina militar de los diputados de Cádiz”, en Revista de Historia Militar, núm. 33, 1972, p. 143. 3  SAÑUDO BAYÓN, Juan: “El ejército español en la guerra de la Independencia”, en Ejército, 805, 2008, p. 35. 4  GONZÁLEZ-POLA DE LA GRANJA, Pablo: “El pensamiento militar antes y después de la constitución de 1812”, en Entemu, XVII, 2013, pp. 131-132. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2017, pp. 84-122. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017
To see the actual publication please follow the link above