Page 98

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017

O´DONNELL EL ESPADÓN 97 la regencia, tan sólo O´Donnell no muestra una actividad hiperactiva y con visos de ambición personal sobre la jefatura del Gobierno. Pero Espartero no sólo había defraudado a sus compañeros en el generalato, sino a todo el ejército. Este se sentía absolutamente abandonado, carente de recursos y con unas plantillas sobrecargadas con la admisión de los jefes y oficiales provenientes de las filas carlistas, tras la guerra civil. Retrasos en las pagas y desatendidas las viudas y huérfanos, achacaban al general, elevado a la regencia, el haber caído bajo la influencia del ala más extrema de su partido liberal que proponía nada menos que la disolución del ejército regular36. En el golpe contra Espartero se conjuntaron varias facciones, en principio encontradas. El general Serrano comandaba una buena sección del partido progresista, unido a los republicanos. Ellos fueron quienes iniciaron la revuelta contra Espartero en mayo de 1843. En julio desembarcaba Narváez en Valencia con los generales de la Orden Militar Española, haciéndose cargo rápidamente de las fuerzas del Sur, mientras O´Donnell se encarga de las del Norte. Espartero abandona, derrotado, el territorio nacional. Narváez se convierte en hombre fuerte del país desde la Capitanía de Castilla la Mancha y su puesto en el Senado. Desde allí, observa como la coalición que desalojó del poder a Espartero, por su heterogeneidad, se va poco a poco desmoronando, hasta que, con motivo de la mayoría de edad de Isabel II, Salustiano Olózaga intenta desequilibrar la balanza entre moderación y progresismo del lado de este. Es entonces cuando llega al poder efectivo, como presidente del Consejo de Ministros, el general Narváez. Tal y como había deseado, don Leopoldo O´Donnell era nombrado capitán general de Cuba, a donde llega en octubre de 1843 y donde ejercerá el mando casi cinco años, hasta febrero de 1848. De esta etapa hay discrepancias entre los historiadores sobre si hizo o no fortuna de una manera más o menos fraudulenta y relacionada con la esclavitud. No hay duda de que la etapa antillana del general fue muy provechosa para su hacienda, no habiendo podido demostrarse definitivamente la ilegitimidad del procedimiento. Si bien no volvió a tener problemas económicos, como los que padeció en su exilio francés, es cierto que, a su muerte y tras ocupar puestos muy importantes, no dejó una gran fortuna a sus familiares. Don Leopoldo reprimió con mano de hierro la llamada “Conspiración de la Escalera” que comprometía muy seriamente a los hacendados que basaban su explotación agrícola en los esclavos negros y estableció, como nos dice Carmen García, una ex- 36  GONZÁLEZ-POLA DE LA GRANJA, Pablo: La configuración de la mentalidad militar contemporánea (1868-1909). Ministerio de Defensa, Madrid, 2003, p. 46. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2017, pp. 97-122. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2017
To see the actual publication please follow the link above