Page 12

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26

LA FUNDACIÓN DE LA COMPAÑÍA DE GUARDIAS MARINAS DE CÁDIZ EN 1717 la Intendencia. Con esta iniciativa se decidían varios aspectos de gran trascendencia: el primero y más importante, regenerar la Armada y potenciar el comercio indiano, proyectos en realidad decididos desde años antes pero que las exigencias financieras de la guerra habían obligado a posponer. El segundo era la ciudad que iba a ser el centro sobre el que se iba a basar la nueva política naval y comercial, Cádiz. El tercero, la de la designación de la persona que iba a dirigir el proceso de cambio, José Patiño. La decisión de que fuera Cádiz la sede de la Compañía de Guardias Marinas debió de ser fácil de tomar, una vez decidido que el intendente general de Marina se establecería en dicha ciudad y que en ella se fijaría Retrato de José Patiño, óleo s/lienzo por Esteban la sede de la Casa de Contratación. Aparicio, 1878. Museo del Prado, Madrid Cádiz reunía todas las condiciones para ser la ciudad elegida. Primero, porque era un puerto que se había convertido en el principal del reino. Tenía todo el sentido que los futuros oficiales se formaran en una plaza marítima, teniendo muy cercano el mar, el ámbito en que desarrollarían su labor, los buques y los astilleros y arsenales. Además, en los modelos que inspiraban a Patiño, como el francés, se seguía esta regla. Segundo, porque Cádiz se iba a convertir, con la nueva política que se iba a emprender, en el principal departamento de la Armada. Tercero, porque de las propias Instrucciones de Patiño se deduce que este quería ejercer un control cercano sobre la Compañía y la Academia de Guardias Marinas. Cuestión de interés es por qué Patiño fue el designado para dirigir el proceso regenerador de la Armada y el comercio. Patiño, funcionario muy destacado del reinado de Felipe V ya en 1715, estuvo en la corte por espacio de cuatro meses, durante los cuales Alberoni tuvo ocasión de conocerle. Patiño había colaborado con los anteriores consejeros franceses de Felipe V, lo cual podía provocar recelos a los nuevos gobernantes italianos. Sin embargo, supo vencer las suspicacias iniciales, hasta el pundo de que Alberoni llegó a ver en él cualidades destacadas, como su fidelidad a Felipe V y su probable predisposición positiva a la política expansiva en Italia que pretendía establecer, debido a sus lazos afectivos con dicha nación (4), aparte de hacer ver, como se ha (4)  PULIDO BUENO, p. 109. Año 2017 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 11


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26
To see the actual publication please follow the link above