Page 160

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26

Barceló, deberían dirigirse al puerto de Salou para unirse al convoy formado por las embarcaciones que han recogido a los jesuitas procedentes del reino de Aragón allí congregados. Así se hizo el 28 de abril, formando división con los jabeques Atrevido, Cuervo Marino y Catalán y seis embarcaciones mercantes: las saetías Nuestra Señora de la Concepción, San Juan, Jesús Nazareno, San Quirce y Nuestra Señora de la Misericordia, y el pingue San Antonio (16). La actividad marinera es constante, si bien atenuada en el aspecto bélico como consecuencia del tratado de paz arreglado el 28 de mayo de 1767 por Jorge Juan entre su majestad el rey de España y el emperador de Marruecos. Por este tratado se establecía que «la paz será firme y perpetua por mar y por tierra», «se permite un comercio libre entre ambas Naciones assi como la navegación de un País a otro» y «de Santa Cruz al Norte en Canarias S.M.I. concede a los españoles la pesca, sin permitir que otra ninguna Nación la execute», aunque finalmente «los ensanches que S.M.C. pide en los quatro presidios los prohive enteramente», pero es lo cierto que parecía ponerse fin a la enfrentamiento permanente entre las dos naciones (17). Por otro lado, la actividad en la maestranza mantiene un ritmo acelerado, ya que al trabajo que exige la nueva construcción se une el que demanda el estado de los buques del departamento, principalmente los navíos, por la necesidad de llevar a cabo operaciones de carena, recorrido de costuras y forrado y muda de zapatas, para lo que era necesario entrar antes en dique (18). Y, en cuanto a los trabajos de fortificación de la plaza y el arsenal, es esta una época en que, una vez aprobada por real orden de 5 de enero de 1768 la construcción del anfiteatro de autopsias (19), se comunicó el 19 de enero siguiente al intendente del departamento: «… que se fabrique el amphiteatro mandado hacer ay (sic) para exercitar los cirujanos desembarcados en las demostraciones anatómicas, y demás de sus facultades en el parage que refiere V, S. en carta de 19 de diciembre último, contiguo a la cerca del Campo Santo del Hospital de antiguones, respecto de que su coste no excederá de 38.000 reales de vellón poco más o menos», disponiendo que se dé principio a la obra (20). Se ha ordenado al director la continuación de las obras en el arsenal «de los Diques de Madera al Norte de la Dársena con su tinglado correspondiente, y de la Herrería proyectada a su (16)  ANC, PIIG, L.24. (17)  Ibídem. (18)  MNM, CCDVP, vol. I, t. xxxVI, doc. 287, f. 326, 9 de julio de 1767. (19)  Se trata de un edificio de planta hexagonal, con muros de 6,5 m de lado y 80 cm de espesor, cerrado por una cúpula piramidal, también hexagonal, de 3,5 m de altura que, unidos a los 7,5 m de altura de los muros laterales, lo sitúan en los 11 m totales. En cada muro lateral, una ventana de 2,5 x 1,5 m, situada a 2,7 m del suelo, le proporciona luz abundante. La puerta de entrada tiene a ambos lados dependencias auxiliares, y en el interior una doble grada circunda todo el espacio en torno una mesa de piedra dispuesta en el centro. (20)  MNM, CCDVP, vol. I, t. xxxVI, doc. 314, f. 355, 19 de enero de 1768. AÑO 2017, SUPLEMENTO N.º 26 A LA REVISTA DE HISTORIA NAVAL. Núm. 139 13


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26
To see the actual publication please follow the link above