Page 171

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26

bajo el nuevo método», por lo que se ordena al comandante general que, junto con el intendente y Gautier, examine el pliego de condiciones y emita un informe. Y así se llevó a cabo, proponiendo algunas modificaciones, pero recomendando finalmente «se emprenda la construcción propuesta», según las condiciones expresadas de plazos de entrega, pagos a cuenta, características y clase de la madera, época de la corta, origen… (42). Respecto de la visita de Gautier a Cartagena, además de lo referido anteriormente sobre su participación en el informe relativo a la propuesta de Baltasar Castellini, tenemos documentado que en el departamento se tuvo conocimiento oficial de su llegada, puesto que en mayo de 1770 las autoridades fueron avisadas de que se hallaba en camino, «siendo el fin de su viaje, el de reconocer, y providenciar, conforme a las facultades de sus empleos, expresados en su Título, y de que V. S. se halla enterado, lo que en ese Arsenal y baxeles, discurra, convenir, y además ver si, según las maderas existentes hay disposición para emprender la fábrica de un Navío y una fragata, y tanvién hacer reconocimiento del nombrado el Glorioso, para de sus resultas, determinar el Rey, si ha de excluirse de carenarse, con todo lo que igualmente, tenga por oportuno, examinar según sus expresadas facultades, para que en su consecuencia, recaygan sobre sus noticias las reales deliberaciones que mas conduzcan al real servicio» (43). Del resultado de esta visita, que deducimos debió de durar algo más de dos meses, son fiel testimonio las órdenes que recibe el intendente del departamento como consecuencia de uno de los informes que, fechado el 4 de agosto, Gautier ha elevado a la superioridad, a la cual comunica que «de resulta del reconocimiento hecho de esos Navíos ha resuelto el Rey aprovandole, quanto propone (y así, se le, avisa) se excluya al Navío el Glorioso con el Terrible y Aquiles, que ya la estaban, quedando estos 3 Vaxeles, existentes, como el mismo Gautier ha pensado, y con el forro que deberá ponérseles para su conservación, a exemplo, de lo practicado en Ferrol; que el Velasco se carene luego; y que el referido Gautier pueda partir de ahí quando le parezca respecto de haver concluido la comisión a que se dirigió su viaje, y de ser necesario su pronto retorno al expresado Ferrol» (44). Y en este tiempo debió también atender al «arreglo de esa Maestranza y sus goces», cuyo resultado mereció la aprobación real pues, en septiembre de 1770, se ordena asimismo al intendente que «no se varíe el citado arreglo» (45). De gran trascendencia es el celo y la actividad desplegada por Gautier desde su nombramiento como director de construcciones; y, aunque no consi- (42)  Ibídem. El texto original de la proposición y el informe se publicará como segunda parte de este trabajo. (43)  MNM, CCDVP, vol. I, t. xxxVII, doc. 21, f. 454, 29 de mayo de 1770. (44)  Ibídem, doc. 24, f. 26, 7 de agosto de 1770. (45)  Ib., doc. 29, f. 31. De Arriaga a Medina, 11 de septiembre de 1770. 24 SUPLEMENTO N.º 26 A LA REVISTA DE HISTORIA NAVAL. Núm. 139


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26
To see the actual publication please follow the link above