Page 175

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26

larizarán hasta 1772, cuando se sitúa en niveles más de acuerdo con su jerarquía (51). De gran trascendencia es también el hecho de la implantación, «sin embarazos ni demoras que atrasen el Real Servicio», de la nueva «ordenanza de S.M. para el mejor método de conservar los pertrechos de las Vageles de la Real Armada y mando militar de los Arsenales de Marina», aprobada en 28 de mayo de 1772 y para lo que se le conceden facultades al nombrado por real orden de 18 de julio siguiente inspector general de la Marina el jefe de escuadra Pedro González Castejón, que debe hacerlo en los tres departamentos, sin «que hasta estar concluido sólidamente el expresado establecimiento, ni los comandantes ni los intendentes tergiversen las disposiciones de V.S.». Para ello eligirá «los individuos del Ministerio que sean de su satisfacción», los que deberán dar al inspector general, hasta su entera planificación, «mensualmente, un estado circunstanciado, y firmado por el Contador principal, de todas las cuentas y gastos de Arsenales, sueldo pagado a los empleados en ellos, y todas las oficinas del Departamento», así como reglar «la gente de mar que haya de subsistir en Arsenales para sus respectivas faenas, y recorridas de aparejos» (52). Después de dos años de experiencia en aplicación de la ordenanza del Cuerpo de Ingenieros de Marina, será sustituida esta por otra publicada el 13 de agosto de 1772 con el título de «ordenanza de S.M. para el servicio del Cuerpo de Ingenieros de Marina en los Departamentos, y a bordo de los navíos de guerra», cuyo preámbulo dice «crear un Cuerpo de Ingenieros de Marina, agregado al Cuerpo General de la Armada, a cuyo cargo se construyan, carenen, recorran, cuiden los Vageles, se fabriquen los edificios, y practiquen las demás operaciones correspondientes a este Cuerpo Facultativo, y Militar, en mis Puertos, Arsenales, Montes, a bordo de mis Navíos, y Escuadras de Guerra, a que los destinare en qualquiera parte de mis Dominios: Y siendo también de la mayor importancia se componga de sujetos hábiles en la Theoria, y Pratica de esta Profesion, he resuelto su establecimiento, y el de una Academia para instrucción de los Subalternos de dicho Cuerpo, y su régimen, asi Militar, como Facultativo, y Económico», y en 300 artículos agrupados en 19 títulos recoge con más detalladas reglas su gobierno (53). Con respecto a los numerosos y variados problemas que suscitó el gran número de presidiarios y «esclavos del rey» ―estos últimos, moros y turcos apresados por los corsarios de la Corona o comprados por cuenta de la Real Hacienda a los corsarios particulares que llegaban a Cartagena para servir en (51)  SáNCHEz CARRIóN, José M.ª: «Los ingenieros de Marina…», corpus documental, vol. III. (52)  ANC, PIIG, L.26, 12 de septiembre de 1772. (53)  SáNCHEz CARRIóN, José: «Jean-François Gautier y oliber. Ingeniero General de Marina y Brigadier del Ejército, primer ingeniero naval de nuestra historia», en Revista de Ingeniería Naval, mayo 2011. 28 SUPLEMENTO N.º 26 A LA REVISTA DE HISTORIA NAVAL. Núm. 139


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26
To see the actual publication please follow the link above