Page 27

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26

ENRIQUE DE CARLOS BOUTET un testimonio del título expedido por el Consejo de Órdenes de la aprobación de caballero; la segunda beneficiaba al que tenía hermanos previamente admitidos en la Compañía, el cual no tenía que aportar las pruebas mencionadas (62). Dependencias La sede de la Compañía de Guardias Marinas se estableció en unas casas alquiladas a la familia Villavicencio, que se había trasladado a Jerez de la Frontera. Posteriormente, el 8 de marzo de 1717, el cabildo de la ciudad de Cádiz aprobó la cesión de una parte de las casas de la Cárcel Real, que se mandaban «crear nuevamente», para unirlas a las dependencias con que ya contaba la CGM (63). En estas casas de la Cárcel Real se localizaban, como anejos, las habitaciones del alcaide y otras que, conjuntamente, se denominaban «Casas de la Justicia», que servían en muchas ocasiones como posada a los corregidores y otros personajes públicos en ocasiones de guerra. La planta baja habría sido la cárcel; la primera, la vivienda del corregidor o de los militares visitantes, y la superior acogería los aposentos del alcaide y la enfermería de presos. La planta baja de la Cárcel Real tenía balcones y corredores que daban a la plaza situada detrás del Pópulo, hoy transformado tras la adquisición y remodelación realizada en 1830 por el Ayuntamiento de Cádiz. El Pópulo era el barrio más antiguo de la ciudad desde que se recuperara en el Medievo, a espaldas del Cádiz comercial y ruidoso, que se situaba en la Plaza Real y en las calles Nueva y de Juan de Andas. Entrando desde el Arco del Pópulo, la antigua Puerta de Mar, a la izquierda debía haber primero unas casas accesorias de los Villavicencio, después las Casas de Justicia, que calaban las murallas, continuando después las casas principales de los Villavicencio (64). A dicha calle y sus casas se las denominaría a partir de entonces «Posada de la Academia». Fue en 1792 cuando se abrieron dos nuevas calles: las actuales de Antonio Abad, por donde estaba el «Arquillo de la Academia», y de Pomponio Mela (65). En la casa de los Villavicencio se inauguró la Academia, que contenía en su recinto las aulas, los armeros y los dormitorios, para lo que se acometieron obras (66). En una parte de los cuartos de la antigua cárcel se estableció la casa del capitán (67). También comenzaría a utilizarse por la Compañía de Guardias Marinas el castillo de la Villa, llamado por entonces «Castillo Viejo», muy cercano a la Posada de la Academia, y que venía estando deshabitado desde 1648, habiendo sido utilizado hasta entonces como almacén de pólvora. El castillo, que en (62)  Ibídem. (63)  AHMC, Actas Capitulares, lib. 73, p. 139. (64)  GUILLéN TATO, 1985, p. 53. (65)  Ibídem, p. 54. (66)  ÍDEM, 1961, p. 725. (67)  ARELLANO, p. 47. 26 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 139


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26
To see the actual publication please follow the link above