Page 81

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26

VICENTE MONTOJO MONTOJO Y FEDERICO MAESTRE DE SAN JUAN PELEGRÍN «Entre los moros los había también que eran chirimías músicos, hasta el punto de que se decretó que se les enseñase a tocar la salve Vargas, 261, 25 en. 1692. Y en algún caso los oficiales de proveeduría y contaduría denunciaron el maltrato que hizo Esteban Suárez de Figueroa, capitán de la galera Nra. Sra. de la Soledad, a los esclavos» VARGAS, 225/161, 20 oct. 1682. La Guerra de la Devolución con Francia (1667-1668) y sus preliminares El establecimiento de las Galeras (1667-1668): el marqués del Viso y Carlos de Calonne La traslación del apostadero de las Galeras de España a Cartagena desde El Puerto de Santa María fue un proceso largo desarrollado entre 1667 y 1670, que se dispuso desde el gobierno de regencia de España en razón de la imposibilidad de mantenerlas en El Puerto (5). En 1667, una real orden de Carlos II mandó dejar sin efecto la salida de las galeras desde Cartagena, mientras que otra disponía que no acudieran las milicias de Murcia a Cartagena a guarnecer las galeras del marqués del Viso (6). Hubo una segunda disposición o cédula real de la regente Mariana de Austria, quien declaró que se había previsto que las galeras invernaran dos años en Cartagena, para lo que el ayuntamiento de esta ciudad debía ponerse de acuerdo con el marqués del Viso, capitán general de aquellas. El Ayuntamiento de Cartagena contestó obedeciendo: «Que en cumplimiento de lo que S.M. por real cédula manda esta ciudad concurra con el celo y lealtad que acostumbra, a facilitar todas las dificultades que se puedan ofrecer, y aquellas cosas que sean menester obviar y prevenir, así para la seguridad de las mismas Galeras, como para la conservación de la gente de mar e infantería de ellas, y todo lo demás que se considerase ser necesario, y procura esta ciudad poner todos los medios posibles para que los paisanos tengan mucha unión con la gente de las galeras y que se excusen diferencias y discordias y que se conserve la paz pública, para cuyo efecto y que en todo se cumpla la real voluntad de S.M. y que asistan al señor marqués del Viso, capitán general de las Galeras, y procuren que las ciudades, villas y lugares de este Reino y otras partes se conduzcan a esta ciudad todo género de víveres para que los haya con mucha abundancia y comodidad, y todo lo demás que fuera menester para que la tengan la gente de las galeras y lo a ello anejo y dependiente, y dar cuenta a S.M. de lo que se fuera obrando y del recibo de la real cédula y que de ella esta ciudad ha acordado que espera quedará S.M. muy bien servido y experimentará las conveniencias de su real servicio que esta ciudad tiene representado» (7). (5)  Archivo Municipal de Cartagena (AMC), Actas Capitulares (Ac. Cap.) 1664-1669, cabildo (c.º) 6 ag. 1668, f. 521. (6)  Archivo Municipal de Murcia (AMM), caja (c.ª) 27, n. 6. Madrid, Reales Cédulas de 5 y 7 sept. 1667. (7)  Cédula de S.M. en razón de que esta ciudad concurra con el general de las Galeras que han de invernar en este puerto. AMC, Ac. Cap. 1664-1669, c.º 11 sept. 1668, ff. 542v-543r. 80 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 139


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 139 MAS SUP 26
To see the actual publication please follow the link above