Page 17

RED 348

zona de operaciones, los errores se pagan caro». El trabajo en misiones internacionales aporta muchas enseñanzas que contribuyen a actualizar permanentemente la preparación y ofrecen una experiencia muy valorada en el ámbito civil. «Cooperamos e intercambiamos información en foros sanitarios civiles y militares y todos los servicios prehospitalarios de la Comunidad de Madrid, el SAMUR y el SUMA han recibido también formación en la Academia », termina. ingreso en las fas Javier Zarzalejos no sabe cuándo surgió su vocación militar, aunque reconoce que algo tuvo que ver que naciera un 12 de octubre y que entre sus regalos de cumpleaños nunca faltara la visita al desfile de la Fiesta Nacional en el Paseo de la Castellana. Madrileño, de 25 años, estudió Derecho en la Universidad Complutense y se decidió a ingresar en las Fuerzas Armadas cuando un compañero de facultad le enseñó una revista en la que hablaban del Cuerpo Jurídico Militar. Antes de terminar la carrera empezó a prepararse las oposiciones y un año y medio después de finalizar la licenciatura ya logró el ingreso. «Llegamos con la base y los fundamentos del derecho, pero en la Academia recibimos una formación orientada a los destinos, con asignaturas específicas como derecho disciplinario, normativa sancionadora, derecho operativo, reglas de enfrentamiento, esenciales cuando un contingente es desplazado. También recibimos amplios conocimientos de derechos administrativo, contratación y personal». ¿Es fácil el paso de la universidad a la formación militar? Zarzalejos admite que el «choque» existe. «Es como partir de cero otra vez», añade. Los alumnos pasan primero por un periodo de instrucción en las academias militares. «Ingresé el 17 de agosto en la Academia General Militar de Zaragoza y allí juramos bandera el 21 de octubre. Desde allí pasamos otro periodo por la Academia General del Aire y por la Escuela Naval». Para el médico Martínez Marín, ese periodo es muy positivo. «Es un recorrido necesario para conocer el mundo militar y también nacional En la Escuela de Músicas Militares los alumnos adquieren las especialidades de Dirección (escala de oficiales) e Instrumentista (escala de suboficiales). para que nos conozcan a nosotros. Los Cuerpos Comunes seguimos siendo los grandes desconocidos, incluso dentro de las Fuerzas Armadas», subraya. En ello coincide también la alférez cadete Mercedes Grajera. «En esa fase conoces y compartes el trabajo del médico, del veterinario, del jurídico o del músico. Esa convivencia es una de las experiencias más enriquecedoras, que nos permite, además, desarrollar unos vínculos que nos serán muy útiles a lo largo de nuestra carrera profesional». La madrileña Mercedes Grajera, de 20 años, forma parte de la tercera promoción de Medicina del Centro Universitario de la Defensa (CUD). Hija de militares, esta modalidad de for- Marzo 2018 Revista Española de Defensa 17


RED 348
To see the actual publication please follow the link above