Page 45

RED 348

Pepe Díaz «Nuestras actividades tienen muy buena acogida entre la población, lo que facilita mucho la interrelación de los militares españoles con los libaneses y sus instituciones», observa el catedrático. —¿Tiene valor que participen profesores universitarios? —Mucho, porque el objetivo principal del programa no es la entrega de medicamentos, sino el de regalar lo más valioso, que es el conocimiento, a una población bastante necesitada. Además de curar a las ovejas o a las vacas, explicamos a los ganaderos libaneses cómo deben actuar para que sus animales no vuelvan a sufrir una enfermedad. Esta labor formativa es lo que más ha convencido a las autoridades libanesas y a los propios ganaderos de la utilidad de nuestra presencia. El medicamento quita el problema de hoy, pero no el hambre de mañana. Para nosotros es muy importante que la población mejore sus condiciones de vida. De hecho, en el programa se incluyen algunas conferencias, que se empiezan a preparar ya en España, con imágenes, información de los últimos procesos que ha habido allí, recomendaciones..., así como la distribución de posters y folletos divulgativos. —¿Qué le ha llamado la atención en el trato con los ganaderos? —Sobre todo, su hospitalidad y agradecimiento, que a menudo se traduce en compartir con nosotros lo poco que tienen, como una taza de té o una comida. Recuerdo gestos como el de un ganadero, que quiso que me hiciera una foto con su hijo pequeño para que el niño supiera «quién era el que todos los años iba a ayudarle» con el rebaño de ovejas del que dependía toda la familia; el de una niña, hija mayor de otro ganadero, que se ofreció a visitar conmigo las demás granjas de su pueblo porque quería ser «doctora»; o el de una anciana que, tras haber atendido a sus cuatro vacas, insistió al intérprete que me tradujera sus palabras: «siempre me da alegría que pase un coche blanco por mi puerta», en alusión al color de los vehículos de Naciones Unidas en los que nos trasladamos. —¿Qué efectos tiene esta labor en el desarrollo de la operación? —Es muy bien acogida por la población, por lo que facilita la interacción de los militares tanto con los libaneses como con sus instituciones. La población siente Marzo 2018 Revista Española de Defensa 45


RED 348
To see the actual publication please follow the link above