Page 170

RHN 140 MAS SUPLEMENTO

De entrada, el texto reconoce la diferencia entre las naves y las galeras en cuanto a navegación. Aquellas navegan día y noche, en tanto que estas no siempre siguen esta pauta: «… aunque pocas veces se pueden ayuntar en uno naos é galeras, por quanto las galeras cada noche buscan la tierra, é las naos la mar; salvo quando van acordados que se aguarden todos á un puerto» (86). Las galeras navegan costeando, y por eso lo hacen de día, ante la necesidad de ver siempre la orilla y de poder buscar socaire o refugio en cualquier lugar cuando aparece el mal tiempo, dada la escasa altura de los costados: «Viniendo las galeras remando costeando la tierra, la mar calma...» (53). «... singlaron desde el alva á remos é á velas fasta hora de vísperas» (87). «… era bien que fuesen costeando la costa de Bretaña, é que ternian la traviesa mas corta de la mar» (93). «Adereszaron sus galeras, é tomaron vituallas, é ayuntaronse al Capitan otros tres balleneres armados de Francia, é salieron á tener noche al cabo de … Al quarto del alva tomaron su rota para pasar en Inglaterra, é ficieron velas…» (113). «Costeando las costas de Bretaña tomaron la via de la Rochela» (165). Aunque en las travesías no les queda más remedio que navegar también de noche: «Asi navegaron las galeras toda la noche con mucho afan. Veniendo el alva paresció la tierra de España» (83). «Partieron de alli las galeras, é fallaron la mar calma, é viento bueno ... de su viage con los bastardos, é las mezañas, é á las veces á remos. Navegaron un dia é una noche» (97). «… é tovieron la noche en la mar, á grand rescelo de la flota de Inglaterra...» (101). La navegación la hacían las galeras a remo, a vela o con ambos sistemas a la vez. De entrada, es preciso mencionar la preferencia de ese tipo de embarcaciones: «La galera, si ser pudiese, querría que nunca oviese viento» (164). Era muy usual el empleo simultáneo de los dos sistemas: «Partieron de allí á remos é velas...» (152). Citamos el empleo de la expresión «remos de luengo», que cabría interpretar como «paladas largas»: «Guindaron los artimones, é dieron remos de luengo: singlaban en popa...» (163). AÑO 2018, SUPLEMENTO N.º 27 A LA REVISTA DE HISTORIA NAVAL. Núm. 140 55


RHN 140 MAS SUPLEMENTO
To see the actual publication please follow the link above