Page 29

RHN 140 MAS SUPLEMENTO

ANTONIO C. CAMPO LÓPEZ intento de conquista de Cavite (65)―, se tradujo en los peores años de la historia del Socorro, durante los cuales, si bien se lograron enviar pequeñas embarcaciones, estas apenas mitigaron la gran escasez que padecían las Molucas. Los españoles pudieron subsistir gracias a la ayuda del sultanato de Macasar. El gobernador Diego Fajardo contabilizó en 16.000 pesos la deuda adquirida con Macasar por la compra de bastimentos y municiones (66). La paz de Münster y el cambio de enemigos En los años 1649 y 1650, los galeones volvieron a visitar las Molucas. La paz de Münster tardó en llegar a estas islas, y en 1649 el galeón Nuestra Señora de la Concepción logró tomar puerto en Rume, asegurando de este modo la tan demandada ayuda a los fuertes (67). En 1650, tras un combate de más de cuatro horas, el Socorro (también con galeones), al mando del nuevo gobernador de las Molucas, Francisco de Esteybar, logró romper el bloqueo de dos naos holandesas a la entrada de Ternate (68). Será el último gran combate entre los tradicionales enemigos europeos en las aguas de las Molucas. Aunque con retraso (casi tres años después de su firma en Europa), la paz de Münster se acabó imponiendo. En 1651 registramos el último galeón de guerra que formó parte de la flota: el Nuestra Señora del Rosario, el cual, saliendo el 31 de diciembre de 1650 de Manila, regresó el 4 de julio de 1651 (69), cerrando la etapa de los galeones del socorro del Maluco. Aunque sirvieron para poder oponerse a la flota holandesa y permitieron la defensa de las Molucas hasta la firma de paz de Westfalia, muchas eran las personas en Manila que criticaron su participación, aduciendo que destinándolos a Ternate se descuidaba y ponía en peligro la defensa de Filipinas, especialmente de la bahía manileña y del comercio con la Nueva España (70). A partir del reconocimiento de la paz hispanoholandesa, las flotas estuvieron integradas por champanes y pataches de carga, acompañados de una pequeña escolta militar. El oidor de la Audiencia, el licenciado Salvador Gómez de Espinosa, a 20 de noviembre de 1653 explica la nueva situación de los Socorros tras el reconocimiento de la paz: (65)  BLUMENTRITT, p. 55. (66)  AGI, Filipinas 9, R.1, N.13. Carta de Diego Fajardo sobre temas de gobierno. Manila, 4 de agosto de 1650. (67)  AGI, Filipinas 51, N.165. Confirmación de encomienda de Caraga, etcétera, 19 de junio de 1659. (68)  Ibídem, N.14. Confirmación de encomienda de Abucay, etcétera, 17 de diciembre de 1661. (69)  AGI, Filipinas 54, N.9. Confirmación de encomienda de Abucay, etcétera, 12 de mayo de 1676. (70)  BIBLIOTECA DEL PALACIO REAL: Relación destas islas Filipinas dividida en tres partes y un Discurso político de las Malucas. Al ilmo. señor don Sabiniano Manrique de Lara. Francisco Combés, Manila, 1654. 28 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 140


RHN 140 MAS SUPLEMENTO
To see the actual publication please follow the link above