Page 60

RHN 140 MAS SUPLEMENTO

BALMIS Y LA REAL EXPEDICIÓN FILANTRÓPICA DE LA VACUNA (1803-1806) Comisión Regia las conclusiones de su segundo viaje a Nueva España, a las que acompañó de un reglamento sanitario a seguir por las Juntas de Vacunación establecidas en América, el cual debía ser aprobado por las Cortes. De aquellos planes, escritos sobre papel, poco quedó finalmente. No sabemos con qué estado de ánimo regresó Balmis a España, y menos aún qué podía pasar por su privilegiada mente días antes de que, seis años después (el 12 de febrero de 1819), falleciera en Madrid a los sesenta y seis años. No obstante, ahí estaban sus logros: más de medio millón de personas vacunadas en los territorios españoles de América y Asia, y la creación de las denominadas Juntas de Vacunación, una verdadera red sociosanitaria para el control de las epidemias. y es que no hay duda de que los valores de la solidaridad, hoy canalizados predonderantemente a través de la institución del voluntariado ―en España, incluso regulada por ley específica desde 1997―, tan importante en nuestra sociedad actual, se manifestaron por vez primera, y a escala mundial, en la Real Expedición de la Vacuna, que no por casualidad llevaba también implícito el nombre de «Filantrópica». Aquella fue la mayor gesta sanitaria que vieron los siglos, una aventurada empresa que cambió el rumbo de la historia, en la que ha dejado huella indeleble pues, como escribió Cervantes en el Quijote, «la misericordia brilla más que la justicia» (22). La figura de Isabel Zendal La coruñesa Isabel Zendal Gómez, nacida en 1773 y fallecida en México en una fecha que se desconoce, ha sido reconocida por la OMS como la primera enfermera de la historia que participó oficialmente en una expedición marítima, en el transcurso de una misión internacional (23). Rectora del Hospital de la Caridad de La Coruña cuando fue reclutada por Balmis para formar parte de la Expedición de la Vacuna, fue ella quien se encargó de cuidar de los veintidós niños durante la larga travesía marítima, vigilando que no se rascasen el grano de la vacuna ―lo que habría supuesto que se perdiera su valiosa aguadilla vacunífera― y velando por que estuvieran cómodos en el barco y no se peleasen entre sí. Precisamente, uno de aquellos niños era su propio hijo, Benito, al que había tenido Isabel como madre buque de igual clase Anfitrite hubo dejado en Veracruz unas muestras de la vacuna ―antes de la llegada de la expedición de Balmis―, ambas fragatas (Anfitrite y venganza) fondearon en Rota, en octubre de aquel mismo año. ya en 1813, tras su segunda expedición a México, Balmis hizo el viaje de regreso a Cádiz, desde el puerto de La Habana, a bordo de la fragata venganza. (22)  MORO, Javier: A flor de piel. Seix Barral, Barcelona, 2015. Novela histórica sobre la Expedición de la Vacuna y sus principales protagonistas: Francisco xavier Balmis, Isabel Zendal y los veintidós niños huérfanos portadores del virus cow-pox en el brazo. (23)  En reconocimiento a la filantrópica labor sanitaria llevada a cabo por Isabel Zendal, la revista Enfermería en Desarrollo le concedió, en diciembre de 2016, su premio anual, el cual recogió simbólicamente el alcalde de la localidad coruñesa de Órdenes, municipio donde la galardonada a título póstumo nació el 26 de febrero de 1773. Año 2018 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 59


RHN 140 MAS SUPLEMENTO
To see the actual publication please follow the link above