Page 72

RHN 140 MAS SUPLEMENTO

LOUIS GODIN, UN SABIO FRANCÉS EN EL CÁDIZ DIECIOCHESCO un complicado periplo a través de Bolivia y Brasil, para arribar a Lisboa en julio de 1751. Los emolumentos percibidos por el sabio francés en su nuevo destino se elevaban a 10.000 francos anuales, y seis meses más tarde se incrementó su sueldo en 1.500 francos, destinados a contribuir al pago del alquiler de la casa, lo que daba un total de 11.500 francos o 46.000 maravedíes en moneda local. Asimismo, se otorgó a su hijo el nombramiento de teniente de Ingenieros de Marina, aunque su ejercicio como tal duró poco ya que fallecería de viruela poco después. Muchas fueron las prerrogativas otorgadas a Godin, algunas concedidas gratuitamente, como cuando el tesoro español se hizo cargo de las deudas que había contraído en el Perú, así como de los gastos de viaje. También disfrutó del privilegio de percibir su sueldo desde el momento en que se le ofreció el cargo y él lo aceptó, cuando aún se hallaba en América; por ello no es de extrañar que se sintiera a gusto y perfectamente acomodado en la sociedad gaditana. Una carta de su esposa dirigida a Jorge Juan le solicitaba «noticias circunstanciadas sobre la clase de empleo, goces y funciones del científico para proceder ella a reunirse en España». Godin era hombre de refinados modales, afectuoso, de buen temperamento, apreciado por sus superiores y respetado por sus alumnos, «tan universal en la erudición como en las matemáticas» (3), como refería José Carbonell Fougasse, secretario de la Asamblea Amistosa Literaria. En una carta remitida en mayo de 1754 por el literato Luis José Velázquez al dramaturgo, poeta y académico Agustín Montiano, se plasmaba su sentir respecto a Louis Godin, «que es un sabio hecho y derecho. Siendo tan gran matemático, es hombre de buenas letras, y de un gusto muy singular en todo» (4). Las ausencias prolongadas de Godin de sus ocupaciones y las licencias disfrutadas hicieron que hasta el propio marqués de la Ensenada le llamara al orden, aunque el científico se justificaba con evasivas. Transcribimos una de estas licencias (5), concedida el 24 de mayo de 1756: «Director de la Academia de G.M. D. Louis Godin El Rey ha prorrogado por tres meses la licencia de que está usando el Director de la Academia de Guardias Marinas D. Louis Godin; particípolo a V.E. de orden de S. M. para su noticia y a fin de que la comunique al Comandante de este Cuerpo. Dios g. a V.E. m. a. 24 de mayo de 1756 Marqués de la Victoria». El 26 de octubre de 1753, Louis Godin, junto a varios oficiales de la Armada española (alféreces de fragata marqués de Montecorto y Fernando Inclan; guardiamarinas Nicolás Guerrero, Gonzalo Cañas y Juan Basurto), «todos (3)  DIE MACULET, R., y ALBEROLA ROMÁ, A.: «José Carbonel Fougasse (1707-1801). El rastro de un erudito en la España Ilustrada», en Revista de Historia Moderna, núm. 28. Alicante, 2010. (4)  Ibídem. (5)  Archivo Histórico Municipal de Cádiz. Año 2018 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 71


RHN 140 MAS SUPLEMENTO
To see the actual publication please follow the link above