Page 93

RAA 873

Bombardeos Aéreos, sea denominado Aeródromo Burguete. En la fotografía, postrado en el lecho y acompañado de su padre y de su madre, el laureado general de la Guardia Civil, cuando oficial de Regulares convalecía de las heridas sufridas en el paso del Kert. Hace 80 años Paracaídas Gallur 4 mayo 1938 Días atrás, la rotura del tren de un Pavipollo –como se llama a los aviones polacos PWS-1– propinó un capotaje sin daños personales al alférez Carlos M.ª Rey Stolle. Hoy, una grave avería producida en el Romeo 41 que pilotaba, ha provocado Hace 80 años Virtuoso osado Tablada 31 mayo 1938 A fin de meter en revisión a su ya zurrado Fiat CR-32, Pepito Lerma –como todo el mundo conoce al teniente José Larios– tomó tierra esta mañana para dejarlo en el Parque. Le esperaban su novia Paz y Mimí Medinaceli, coincidiendo casualmente todos con el comandante García Morato quien, para «desentumecerse un poco –les dijo– iba a dar unas volteretas». Pilotando una Bücker Jungmeister, al poco revolucionaba a toda la base con una emocionante e increíble demostración de pericia y valor, que incluyó recorrer varias veces el campo en vuelo invertido, a un par de metros del suelo. «No era prudente –escribía Larios en sus memorias– que se le permitiera hacer esas exhibiciones, resultaba peligroso en extremo, arriesgar así su vida, tan valiosa». el que lo abandonara haciendo uso del paracaídas. «No me funcionaron los mandos – relató– el aparato cayó desde 1.200 m y, cuando acercándome al suelo a una velocidad vertiginosa, vi que todos los esfuerzos eran inútiles y no podía salvar el aparato, decidí tirarme. El aparato se destrozó por completo. Trajeron los restos en un camión y sobraba sitio. Ni alas, ni fuselaje: solo un montón informe de hierros, tubos y el motor con los cilindros rotos. Sentí horrores el percance por el aparato, pues escaseamos, y su coste es grandísimo. Pero estoy tranquilo porque hice lo que supe y pude. Yo estoy estupendamente: ni un arañazo y eso que la caída era peligrosa. Me tiré cuando solo faltaban 500m escasos. Hacía una tormenta formidable, llovía muchísimo, con rayos y truenos. Mientras caía, dentro del aparato no lo pasé bien; fueron, unos segundos horribles de lucha en el borde de la muerte, pero, una vez me tiré, sentí impresiones casi agradables: la sensación de verse de pronto solo y sin ningún ruido en el espacio es formidable. El lanzarse, abrirse, bajar y llegar a tierra es francamente agradable y suave. Por la mucha lluvia, se mojó la seda y al aumentar el peso, hizo que bajase más rápido. La impresión agradable te la estropea la aproximación al suelo, un poco rápida, que te hace pensar en el morrón que, gracias a Dios, no me llevé». «Ahora habré de pagar las diez pesetas de multa. Todos los accidentes o imperfecciones de vuelo, incluso las más involuntarias, se pagan. Después en el bar las disfrutamos todos en alegre compañerismo». Hace 30 años Extra Madrid mayo 1988 Con un número extra, cuya atractiva portada incluimos, Revista de Aeronáutica y Astronáutica, ha conmemorado el 75 Aniversario de la Aviación Militar. Tras el mensaje del JEMA, teniente general Michavila, y una reseña del Ejército del Aire en la actualidad, su Cuartel General y mandos, firmas del prestigio de Ramón Salto, Gómez Coll o Ramón Salas, entre otros, han completado un interesante y estupendo ejemplar. Nota de El Vigía: El coronel Emilio Dáneo, quien junto a sus fieles colaboradores, los tenientes Alonso Ibáñez y Rodríguez Medina había dado un vuelco modernizando la Revista, pidió a este cronista que en 31 páginas escribiera «las notas de sociedad » de ese vasto periodo. Lector de Aviation Magazine, que frecuentemente me la traían de Francia, y admirador de su sección Actualités d’autrefois, seguí esa línea, la misma que diez años después, con formato de periódico, inicié en El Vigía. REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Mayo 2018 411


RAA 873
To see the actual publication please follow the link above