Page 13

Revista de Aeronáutica y Astronáutica 875

La solución EuroDIRQM aunará unos 30 años de experiencia combinada en el campo DIRCM por parte de las dos empresas; esta colaboración se beneficiará de su cooperación a largo plazo en otros programas de éxito internacionales. Durante los programas anteriores, Indra y Elettronica han aplicado con éxito sus capacidades DIRCM en diferentes escenarios y plataformas. La nueva tecnología QCL ampliará las capacidades DIRCM de Indra ya consolidadas con el sistema DIRCM InShield, contratado por OCCAR para la flota de A400M española y demostrado operacionalmente en un Chinook CH47 en 2017. Del mismo modo, la cartera DIRCM de Elettronica, con el DIRCM ELT/572 contratado por la Fuerza Aérea italiana y operativo en sus aviones C-130J y helicópteros AW101 en configuraciones de búsqueda y rescate en combate, probado operacionalmente en un C27J en 2016, también se ampliará con esta solución basada en QCL. Indra ampliará el segmento terreno de Galileo con cuatro nuevas estaciones Indra se ha adjudicado el ., contrato para implantar cuatro nuevas estaciones ULS (Up-Link Station), con las que se ampliará el segmento terreno del sistema europeo de posicionamiento global Galileo. El contrato, adjudicado por la compañía Thales Alenia Space Francia, contempla también el mantenimiento y evolución de todas las estaciones ULS. Las nuevas estaciones se sumarán a las diez estaciones Up-Link que Indra ya puso en operación y a otras seis que está desarrollando como parte de un contrato cerrado anteriormente. Estas estaciones refuerzan el segmento terreno de Galileo para que pueda asumir el control de la constelación de 30 satélites que estará en órbita en 2020, cuando se complete el sistema. Las estaciones Up-Link se encargan de enviar a los satélites los mensajes con datos de navegación, generados a partir de la verificación de la información de sus relojes embarcados y de su posición orbital, la cual puede verse alterada por la gravedad de la Tierra, la Luna o el viento solar. Gracias a estos mensajes, los satélites pueden enviar datos precisos a los teléfonos móviles y sistemas de posicionamiento que todos empleamos. Una desviación de tan solo una milmillonésima parte de segundo en los datos enviados equivale en la Tierra a un error de posición de 30 cm, por lo que los mensajes que envían las estaciones de Indra juegan un papel clave para asegurar la precisión de todo el sistema. Además de haber desplegado la red completa de estaciones Up-Link, Indra también ha implantado todas las estaciones de seguimiento, telecomando y telecontrol (TT&C) que gestionan los satélites Galileo. INDUSTRIA Y TECNOLOGÍA Estas estaciones se encuentran distribuidas por todo el planeta para asegurar que los satélites mantienen contacto permanentemente con alguna de ellas en todo momento, monitorizando la posición de estos y enviando las órdenes para su control. Los ingenieros de Indra se han encargado de implantarlas en lugares tan distantes como la Guayana Francesa (Kourou), Suecia (Kiruna), Nueva Caledonia (Noumea), isla Reunión (departamento francés), Noruega (Svalbard) o la Polinesia Francesa (Papeete). De su perfecto funcionamiento dependen los servicios críticos que ofrece Galileo como son el de búsqueda y rescate en el mar. A esta primera capacidad se han ido sumando progresivamente otras relacionadas con la gestión de emergencias y respuesta en situaciones de crisis, el transporte, la navegación, la construcción, etc. Junto con los centros de control de Alemania e Italia, la red de estaciones ULS y TT&C desplegadas por Indra son los elementos clave del segmento terreno de Galileo. Además de haber desplegado estas estaciones, Indra también ha trabajado dentro del proyecto Galileo en el suministro y despliegue de las instalaciones TGVF (Time and Geodetic Validation Facility). Este componente evalúa las prestaciones del sistema Galileo, asegurando que la información que suministra sea correcta. La compañía es responsable de este elemento que forma parte del Centro de Misión ubicado en Italia, en Fucino. También es responsable de la red de estaciones sensoras (GSS) que dan soporte al centro, para las que ha desarrollado los sistemas de procesamiento del ordenador central. Indra colidera, por otra parte, el desarrollo del Centro de Servicios GNSS de la Unión Europea, que será el punto de contacto de Galileo con los usuarios finales de los servicios abiertos y comerciales del sistema, que ofrecerá experiencia, conocimiento y soporte. Se trata de un centro ubicado en Madrid en instalaciones del Instituto Nacional de Tecnologías Aeroespaciales (INTA) en Torrejón de Ardoz. Galileo es hasta la fecha la iniciativa espacial más ambiciosa impulsada por la Comisión Europea y la Agencia Espacial Europea. Indra ha participado en el desarrollo de toda la infraestructura de tierra desde las primeras fases del proyecto. REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Julio-Agosto 2018 523


Revista de Aeronáutica y Astronáutica 875
To see the actual publication please follow the link above