Page 82

Revista de Aeronáutica y Astronáutica 875

UAV Tucán, utilizado por el Ejército del Aire, equipado con una nueva cámara de doble sensor, de espectro visible e infrarrojo (SCR) hasta 2 km lo convierten en un sistema ideal para operaciones especiales. Su facilidad para el transporte, la velocidad de despliegue o los sistemas follow me o back home, son las características más demandadas por los usuarios y que este dron cumple; lo que más se valora es la capacidad de visión porque es un elemento fundamental para las operaciones. Una propuesta de valor basada en el concepto de familia de productos es ofrecida por la firma española Revenga Smart Solutions, que presenta tres sistemas compatibles entre sí denominado Triedro: Micro (1 kg) que ya se encuentra operativo en nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad; Spylite (8 kg), que participó con enorme éxito en el Programa Rapaz del Ejército; y Thunder, de aproximadamente 25 kilos, con una autonomía en vuelo de más de 24 horas y un alcance y radio de acción de 150 kilómetros. Como propuestas de start-ups innovadoras para aeropuertos y navegación aérea, que es una de las prioridades para las fuerzas aéreas, Canard Drones presentó soluciones de verificación y calibración de ayudas a la navegación e inspección de pistas utilizando los UAV. Integra plataforma software y la definición de nuevos procedimientos de vuelo en cumplimiento con los estándares internacionales y las normativas nacionales. La ventaja es que ahorra tiempo en la operación, minimiza el impacto en la pista y aumenta la eficiencia operativa en el mantenimiento aeroportuario. EL RETO DEL ARMAMENTO El siguiente paso en el desarrollo e implementación de capacidades será todo lo que tenga que ver con armamento. Unido a la permanencia en vuelo, la discreción, el menor coste de operación, y la posibilidad de actual en tiempo real de cara a la toma de decisiones tras la elaboración de inteligencia, los UAV implicarán el uso de medios militares ofensivos y defensivos. El armamento a emplear, a diferencia de los utilizados en cazas o helicópteros actuales, deberán acomodarse a cada plataforma, y será la seguridad en el pilotaje la premisa suprema. El Plan Director de RPAS del Ministerio de Defensa contiene una propuesta de armado para drones Tipo II. Esto supone una oportunidad para la industria porque significa abordar el reto de poder diseñar y certificar una solución adaptada a un misil low-cost, que cubra altas prestaciones y que no supere los 7 kg de peso. España podría convertirse en el país de referencia europeo en el armado de dichas plataformas. Un ejemplo concreto es el armado del Atlante Plus por parte de MBDA, con misiles tipo Enforcer, englobados en los que actualmente están en estudio dentro del concepto BLOS (beyond the line of sight) para misiles seguros, ligeros y de bajo coste. La validación y certificación serán fundamentales para obtener enseñanzas y lecciones aprendidas para los futuros sistemas, de mayor envergadura, de entre 15 y 50 kg de peso, como podría ser el anteriormente mencionado Euromale con el Brimstone. En el aspecto de los misiles, el reto es doble. Por un lado, las actividades de desarrollo de armas dedicadas a los sistemas y, por otro, la definición conceptual de requerimientos, siguiendo el modelo weaponisation expuestos en los foros internacionales de la mano de OTAN, OCCAR y Agencia Europea de Defensa (EDA). Esto es muy importante porque las posibilidades que ofrece la base industrial y tecnológica española podrían llegar a materializarse en la creación de un centro de excelencia en el armado de drones. n El ex secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, junto a las versiones modernizadas de RPAS de Tipo 1 592 REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Julio-Agosto 2018


Revista de Aeronáutica y Astronáutica 875
To see the actual publication please follow the link above