Page 164

Revista de Historia Militar 123

164 JUAN ANTONIO MARTÍN RUIZ Pero incluso también podemos mencionar otras ocasiones en la que intervinieron fuerzas más numerosas, como lo prueban los 300 jinetes que conformaban la vanguardia de una columna española que el 3 de diciembre de 1896 cargaron, según se indica, al machete en Sabana, cerca del río Cauto, contra una fuerza enemiga que se internó en los montes antes de recibir la carga, continuando después la lucha68. Por último, y con el fin de no cansar al lector con más ejemplos, sólo comentar que también los españoles usaron el machete para acabar con prisioneros como sucedió en enero de 1897 en Puerto Príncipe, según narra en una carta el soldado Nicomedes Martínez, cuando un cabecilla fue capturado armado con dos caballos siendo muerto de cinco machetazos en el cuello por orden del teniente coronel que mandaba la vanguardia de la columna.69 La importancia de un mito A pesar de la extendida idea de que estas cargas de caballería fueron habituales en esta contienda, en realidad el uso del machete “was an anomaly”, siendo empleado como último recurso y sin que resulte en modo alguno más mortífero que las armas de fuego70, resultando un hecho claro que los combatientes mambises emplearon tan profusamente este arma no sólo por su disponibilidad, sino por la gran carencia que padecían de armas de fuego y municiones.71 En este sentido, creemos que los datos médicos ofrecidos por los facultativos españoles dan la verdadera medida de la importancia cuantitativa que tenía el uso del machete. Así, a lo largo del año 1896 el ejército español de operaciones en Cuba tuvo 4187 heridos de los que solamente el 13% lo fueron por el empleo de este arma.72 Citando un par de ejemplos referidos a hospitales concretos, podemos decir que el de la Habana asistió a lo largo de ese mismo año a 776 soldados heridos, de los que 15 presentaban golpes de machete,73 en tanto en la Clínica de Heridos y Cirugía del Hospital Militar Alfonso XIII, cercano a la capital, los atendidos por heridas causadas por este arma, desde el 1 de mayo de 1896 hasta el 30 de octubre de 1898, suponen únicamente el 2,65% del total de ingresados 68  WEYLER, Valeriano: op. cit., vol. III, pp. 241-242. 69  MONTERO, Manuel: op. cit., p. 535. 70  TONE, John Lawrence, op. cit., pp. 10-11. 71  DÍAZ MARTÍNEZ, Yolanda: op. cit., p. 268; SARMIENTO RAMÍREZ, Ismael: op. cit., pp. 86-88. 72  LARRA Y CEREZO, Ángel de: Datos para la historia de la campaña sanitaria en la guerra de Cuba (apuntes estadísticos relativos al año 1896), Madrid, 1901, pp.4-6. 73  TONE, John Lawrence: op. cit., pp. 180-181. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 164-174. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above