Page 168

Revista de Historia Militar 123

168 JUAN ANTONIO MARTÍN RUIZ al Ejército Español a un prolongado desgaste, no es menos cierto que en última instancia fue el hundimiento de la flota de Cervera por los buques norteamericanos lo que propició la derrota hispana y el abandono de la isla.89 Así, títulos como el de la obra de Roig de Leuchsenring, Cuba no debe su independencia a los Estados Unidos90, son suficientemente explícitos. En estas circunstancias la guerra de independencia se torna en una privilegiada fuente de legitimación como vemos cuando se afirma que el machete fue “un arma contundente símbolo de la Revolución cubana”,91 hecho que se aprecia claramente en una faceta tan proclive a la propaganda como es el cine, pues como se ha indicado “la acción militar ocurrida el 4 de noviembre de 1868, la primera carga al machete, a la que alude el título del filme, se revela así como metáfora central y auténtico mito del origen de la Revolución Cubana”92. Tan es así que desde 1986 el Ejército Cubano entrega como premio a aquellas personalidades que hayan destacado por su labor una réplica del machete de Máximo Gómez.93 De esta forma se establece una línea de continuidad entre las sublevaciones de 1868, 1895 y 1959 en las que el machete representa al pueblo alzado en armas representado por la figura del “guajiro machetero”.94 En consecuencia, no debe resultarnos en absoluto extraño que se haya llegado a conclusiones tan contundentes como que “la guerra de Cuba era un duelo a muerte entre: el machete y el máuser, las cargas al machete contra el cuadro de infantería, los cañones de cuero y madera contra los cañones de acero y el soldado revolucionario contra el soldado profesional”,95 olvidando por completo que la mayor parte de los refuerzos enviados a combatir en Cuba, y al igual que aconteció en Filipinas, eran quintos o voluntarios carentes por lo general de la debida instrucción militar que no pocas veces aprendían de forma incipiente en el mismo barco que los transportaba a su destino96. 89  BARÓN FERNÁNDEZ, José: La guerra hispano-norteamericana de 1898, Ediciós Do Castro, A Coruña, 1993, pp. 208-210; ESCRIGAS RODRÍGUEZ, Juan: Atlas ilustrado de la guerra de Cuba 1898, Susaeta Ediciones, Madrid, 2012, pp. 170-180. 90  ROIG DE LEUCHSENRING, Emilio: Cuba no debe su independencia a los Estados Unidos. Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 1975. 91  PEÑA RUBIO, Nicolás de la: Así fue Calixto, el Mayor General. Editorial La Mezquita, Holguín, 2012, 24. 92  JUAN-NAVARRO, Santiago: “Las guerras de Independencia en las cinematografías de Cuba y España”, en Revista de Investigaciones Culturales, primavera, 2014, p. 23. 93  THAUREAUX PUERTAS, Olga: “Alegría y compromiso, con el machete en las manos”, en Sierra Maestra, 21 de abril de 2012, p. 1. 94  PEÑA RUBIO, Nicolás de la: op. cit, p. 23. 95  CALLEJA LEAL, Guillermo: “Valoración de la participación de las fuerzas mambisas en los combates del 98”, en El Ejército y la Armada en 1898: Cuba, Puerto Rico y Filipinas (I). Ministerio de Defensa, Madrid, 1999, p. 213. 96  CHAVES PALACIOS, Julián: “Tropas extremeñas en la crisis colonial. La guerra de Cuba (1895-1898)”, en Revista de Estudios Extremeños, nº 54, 1, pp. 411-412. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 168-174. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above