Page 183

Revista de Historia Militar 123

DE GRANADA A PAVÍA. LA EVOLUCIÓN DEL EJÉRCITO ESPAÑOL... 183 Otro gran analista de esta guerra como es López de Coca precisando más, propone otro tipo de división en cuatro fases y aunque ambos tipos de planteamientos son perfectamente defendibles, vamos a seguir en este trabajo la exposición de Ladero ya que marca el “cambio” a otra forma de batallar más moderna en un tiempo determinado (invierno de 1484-85), al cual, también hace alusión Martínez Ruiz como punto de inflexión en la transición del Medievo a la Modernidad, lo que en definitiva es el tema de este trabajo. 2.3.1.- Primera fase: La defensa de Alhama (1482-1484) La historiografía ha escogido como el inicio de esta guerra, la toma de la plaza de Zahara por los granadinos. Aun cuando este hecho no era más que uno de los muchos “incidentes” fronterizos, proporcionó la excusa necesaria para realizar los planes que tenían los Reyes Católicos desde hacía tiempo. “si se puede decir que ovimos plazer desto que ha pasado, lo diremos porque nos dé ocasión para poner en obra muy prestamente lo que teníamos en pensamiento de hazer” escribían los reyes al concejo de Sevilla en febrero de 1482, refiriéndose a la “perdida” de Zahara. Al tiempo del envío de esta carta, salía una expedición real comandada por Diego de Merlo y Rodrigo Ponce de León, con el objetivo de tomar Alhama, plaza que fue rendida a principios de marzo de 1482. Alhama era una plaza de una importancia estratégica muy alta, ya que estaba solo a diez leguas de Granada (unos 35 kilómetros) y controlaba uno de los dos caminos que unían a la capital nazarí con Málaga a través del paso de Zafarraya. La importancia de la plaza para el reino nazarí era tal que Abu´-l- Hassan emir del reino de Granada, trató de recuperarla en dos ocasiones y al fracasar en sus intentos, ofreció a los reyes cristianos cambiarla por Zahara, todos los cristianos cautivos que había en Granada y 30.000 doblas de oro. Al no aceptar esta generosa oferta, los Reyes Católicos mostraban cuales eran sus verdaderos objetivos. En esta primera fase de la contienda, mientras en la zona cristiana había una absoluta unidad de mando, en la zona nazarí empezaron a cristalizar los enfrentamientos entre el emir Abu´-l-Hassan y su hermano Muhammad “El Zagal” contra el príncipe heredero Muhammad “Boabdil” y sus aliados los “abencerrajes”. Estos últimos, dieron un golpe político liberando al príncipe de su cautividad en la Alhambra y proclamándolo Emir, al tiempo que su padre y su tío “El Zagal” se refugiaban en Málaga. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 183-232. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above