Page 185

Revista de Historia Militar 123

DE GRANADA A PAVÍA. LA EVOLUCIÓN DEL EJÉRCITO ESPAÑOL... 185 El plan cristiano fijaba tres objetivos: Ronda, como foco más activo en la guerra fronteriza. Málaga, como centro económico del reino y la vega de Granada, como centro abastecedor de la ciudad. La campaña comenzó en abril del 85, con la toma de cinco plazas en el camino a Málaga, pero el Zagal ya había preparado bien a la ciudad para defenderse. Teniendo conocimiento de esto, el rey Católico varío sus planes y se dirigió a Ronda. El asedio empezó el 8 de mayo, el 18 de mayo, tomó el arrabal tras un “intenso bombardeo” y el día 22 se rindió la ciudad después de haberle cortado el suministro de agua. Con Ronda se rindieron también todos los fuertes de la serranía, así como Marbella. La frontera avanzó más de 100 km, llegando a las cercanías de Málaga. La segunda, en septiembre del mismo año, tenía como objetivo la toma de Moclín, uno de los castillos que defendían La Vega, pero el Zagal derrotó a la vanguardia cristiana ya cerca de Moclín, de modo que el rey se retiró hacia Jaén, conquistando dos castillos que amenazaban esta plaza. Por el lado nazarí, la lucha por el poder no cejaba, desgastando enormemente su potencial de respuesta. La lucha por los “derechos” al trono se desarrolló de la siguiente forma: −− Boabdil volvió al este del emirato en septiembre de 1485, apoyado por Castilla, los abencerrajes y una gran parte de la población rural. −− Fue extendiendo su dominio gracias a que su tío no era reconocido como emir fuera de las ciudades. −− En marzo de 1486, el arrabal granadino del Albaicín se alzó a favor de Boabdil, comenzando una terrible lucha callejera en la capital hasta que, a finales de mayo, ambos bandos vieron la necesidad de unir sus fuerzas ante el avance castellano. Boabdil reconoció a su tío la condición de emir a condición de “conservar sus dominios al este del emirato”. Estas luchas que tanto debilitaron al emirato granadino, nos llevan a recordar las luchas habidas en 1009, con la creación de los reinos taifas y la reflexión, tres siglos después, de Ibn al-Jatib que en su desesperanzado y bellísimo análisis decía: “Las gentes de al-Andalus acabaron en la discordia, desunión y separación de un modo desconocido en la historia de ninguna otra nación, a pesar de la proximidad del país respecto a los adoradores de la Cruz. Ninguno de ellos poseía (el derecho) de herencia al califato, una pretensión razonable al emirato... (a pesar de todo esto) convirtieron regiones en sus feudos, se repartieron entre sí las Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 185-232. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above