Page 216

Revista de Historia Militar 123

216 JOSÉ ANTONIO PÉREZ GIMENA El Parque o Cazadero del Mirabello presenta una forma de triángulo isósceles, cuya bisectriz, sería la “roggia Vernaola”, un pequeño arroyo que cruza prácticamente todo el parque desde la puerta Pescarina al norte, hasta la muralla norte de la ciudad, con una distancia de 4 km aproximadamente. Vemos en la figura 1, como desde la puerta Pescarina hasta el Castillo de Mirabello existe una zona de bosque de 1,5 km, que tendrá una gran importancia en el desarrollo de la batalla. 3.1.1.-Antecedentes de la batalla En el año 1521, dentro de la guerra por el Milanesado, se enfrentaron en Lombardía el ejército francés al mando del Vizconde de Lautrec, junto con los venecianos y el Duque de Toscana contra los imperiales, apoyados estos por las tropas papales y las del Duque de Milán, contando ambos contendientes con grandes efectivos suizos en sus respectivas filas. Ante la posibilidad de un enfrentamiento entre ambos bandos, la Confederación de Cantones Suizos, ordenó la retirada de sus connacionales tratando de evitar una lucha fraticida, pero solo cumplieron esta orden los que servían en el ejército francés.19 Lautrec, al ver disminuido sus efectivos, inició la retirada hacia Milán, pero los imperiales salieron en su persecución fiados en su superioridad numérica, llevando en vanguardia a la infantería española venida de Nápoles al mando de uno de los generales más veteranos de Europa, Antonio de Leyva, que a sus cuarenta y cinco años había ya hecho la guerra de las Alpujarras contra los moriscos y había acompañado al Gran Capitán en sus campañas italianas contra los franceses. Aún se estaban estableciendo los franceses en la plaza, cuando los españoles en un audaz golpe de mano (técnica que luego repetirían en varias ocasiones con gran éxito), escalaron uno de sus bastiones, dando entrada en Milán al resto del ejército imperial20 y obligando a Lautrec a continuar su repliegue hasta Como, abandonando la plaza. Aunque otros autores achacan al “mal tiempo” el descuido de los franceses, no parece muy sostenible esa hipótesis. Francisco I no podía permitir la pérdida del Ducado de Milán y envió en 1522 un nuevo ejército que ocupó Novara y puso sitio a Pavía. Próspero Colonna, general en jefe de las tropas imperiales, marchó en socorro de la ciudad; conocido esto por el mando francés, salieron en busca 19  MARTINEZ CAMPOS, Carlos: España bélica, Siglo XVI. Madrid, 1966. Pág. 139. 20  FERNÁNDEZ ÁLVAREZ, Manuel: Op. Cit. Pág. 370. Cita de Lanz. “Carta de Lannoy a Carlos V, dándole cuenta de la victoria y destacando la acción de los españoles”. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 216-232. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above