Page 219

Revista de Historia Militar 123

DE GRANADA A PAVÍA. LA EVOLUCIÓN DEL EJÉRCITO ESPAÑOL... 219 una potente artillería y una infantería que junto a los suizos, destacaba el modelo del lansquenete alemán que también formaba en las filas imperiales con el Virrey de Nápoles Lannoy y que ya empezaba a quedarse anticuado. El modelo imperial basado en una infantería moderna encarnada en los arcabuceros españoles, de cuya eficacia el Marqués de Pescara obtuvo una gratísima experiencia en la batalla de la Bicoca. 3.2.- Desarrollo de la batalla Para una mejor comprensión de los movimientos tácticos que se van a desarrollar, sugiero que se tenga presente la figura 1 (página 36), donde aparece completo el campo de batalla. No obstante debemos hacer notar que las indicaciones cuantitativas de las distintas unidades representadas, a veces son solo aproximaciones, aunque su situación en el teatro de operaciones es bastante correcta. El invierno de 1525 había sido muy duro, las frecuentes lluvias y nevadas habían dejado los caminos embarrados y las densas nieblas facilitaban las celadas en valles y pasos, ocultando los movimientos del enemigo. Los primeros movimientos de la batalla en sí, comenzaron el día 7 de febrero de 1525 cuando Pescara llegó a la vista de Pavía y tras instalar su campamento en frente de la puerta Levrieri, resguardado de la temible artillería francesa que en esos momentos estaba enfilando la ciudad cerca de la Torre del Gallo, se dedicó a hostigar a los franceses con alarmas nocturnas, (recuérdese el “golpe de mano” ya relatado, efectuado por Antonio de Leyva en la toma de Milán). En uno de ellos en la noche del 19 al 20 les sorprendió con una fuerte “encamisada” (los soldados se colocaron una camisa encima de sus corazas para camuflarse con la nieve y también para reconocerse por la noche), que causó al enemigo 2.000 bajas y la pérdida de 9 cañones.23 Probablemente esa “encamisada” debió de constituir un gran éxito, pero la cifra de bajas del enemigo nos parece excesiva, ya que ello supone la pérdida de casi el 10% de la infantería enemiga y el 18% del total de su artillería. Fray Juan de Oteyza, de donde proviene dicha información, quizás se dejó llevar por la euforia del éxito. Esta estrategia de “golpes de mano” del Marqués de Pescara tenían una misión doble; primero, la de tantear algún resquicio en la línea defensiva francesa y segundo desorientar al mando francés sobre el esperado definitivo ataque de los imperiales. 23  CONDOI. Madrid. Tomo 9, Págs. 426-429. Relación de lo que escribió Fray Juan de Oteiza. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 219-232. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above