Page 227

Revista de Historia Militar 123

DE GRANADA A PAVÍA. LA EVOLUCIÓN DEL EJÉRCITO ESPAÑOL... 227 Juan de Oznayo29 narra el suceso de esta forma: “iba casi solo, cuando un arcabucero le mató el caballo, y yendo a caer con él, llegó un hombre darmas de la compañía de D. Diego de Mendoza, llamado Joanes de Urbieta, natural de la provincia de Guipúzcoa y como lo vió tan señalado, va sobre él al tiempo que el caballo caía; y poniéndolo el estoque al un costado por la escotadura del arnés le dijo que se rindiese. El viéndose en peligro de muerte, dijo: «la vida que soy el rey». El guipuzcoano lo entendió aunque era dicho en francés; y diciéndole que se rindiese, él dijo «Yo me rindo al Emperador». Y como esto dijo, el guipuzcoano alzó los ojos y vió allí cerca al alférez de su compañía que cercado de franceses estaba en peligro; porque le querían quitar el estandarte. El guipuzcoano, como buen soldado, por socorrer su bandera, sin acuerdo de pedir gaje o señal de rendido al rey, dijo «Si vos sois el rey de Francia, hacedme una merced». Él le dijo que se lo prometía. Entonces el guipuzcoano alzando la visera del lámete, le mostró ser mellado, que le faltaban dos dientes delanteros de la parte de arriba, y le dijo: «En esto me conoceréis»; y dejándole en tierra la una pierna debajo del caballo se fue a socorrer a su alférez, y hízolo tan bien, que con su llegada dejó el estandarte de ir a manos de franceses. Luego llegó a donde el rey estaba otro hombre darmas de Granada, llamado Diego de Ávila, el cual como al rey viese en tierra con tales atavíos , fue a él a que se rindiese , el rey le dijo quien era y que él estaba rendido al emperador; y preguntándole se había dado gaje, el dijo que no. El Diego de Ávila se lo pidió, y él le dio el estoque que bien sangriento traía y una manopla; y apeado Diego de Ávila trabajaba sacarlo del caballo. Y en esto llegó allí otro hombre darmas, gallego de nación, llamado Pita, el cual le ayudó a levantar y tomó al rey la insignia que de Sant Miguel al cuello traía en una cadenilla, que es la orden de la caballería de Francia, y tráenla como los del Emperador el Tusón.” Alonso Pita se expresó de la siguiente forma : “yo le pregunte donde yva la personal del Rey, y el me dixo que yva adelante cabe una enseña blanca, e yo me fuy derecho a ella, y allegado, llegose Joanes de Orbieta y el asio al Rey de el braço derecho, y luego Diego de Avila, yo por el lado izquierdo le tome la manopla y la banda de brocado con quatro cruzes de tela de plata y en medio el crucifixo de la Vera Cruz que fue de Carlo Manno, y por el lado derecho llego luego Joanes de Orbieta y le tomo del braco derecho y Diego de Avila le tomo el estoque y la manopla derecha, y le matamos el caballo y nos apeamos Joanes e yo”. Antonio Suárez de Alarcón, biógrafo y tal vez allegado del Señor de Alarcón, combatiente en la batalla de Pavía y guardador luego del Rey 29  GARCÍA VILLADA, Z.: Razón y Fe, Tomo 71, pág. 310. La Batalla de Pavía y sus resultados. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 227-232. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above